Leído

BRETT KAVANAUGH

Nuevas denuncias de abuso contra el juez y amigo de Trump: ahora los demócratas quieren destituirlo

Lun, 16/09/2019 - 4:22pm
Enviado en:
Por Urgente24

Al parecer todos los amigos y allegados del presidente Donald Trump están involucrados en un escándalo de abuso sexual. Es así que ahora volvió a ser el turno del juez de la Corte Suprema de Estados Unidos, Brett Kavanaugh, quien ya había sido denunciado 1 año atrás por abusos sexuales por parte del actual juez en sus tiempos de estudiante. Esta vez las acusaciones sobre Kavanaugh durante su estadía en la Universidad de Yale, fueron publicadas por el diario The New York Times durante el fin de semana. Claro que Trump lo defiende como hace 1 año atrás y los demócratas ya hablan de comenzar el juicio político.

Contenido

El pasado domingo 15/09 el diario norteamericano The New York Times dio a conocer nueva información acerca de los abusos sexuales llevados adelante en la década del 80' por nada más y nada menos que el actual juez de la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, y uno de los hombres más cercanos al presidente Donald Trump, ya que el mandatario lo propuso en su momento para que ocupe el cargo en la justicia. Hace un año atrás, el 28/09, el FBI decidió abrir una investigación sobre Kavanaugh, sin embargo ahora se sumó nueva información.

La revuelta en Estados Unidos comenzó cuando The Times publicó una parte del libro: The Education of Brett Kavanaugh, de los escritores,  Robin Pogrebin y Kate Kell, donde aseguraban haber confirmado nuevas acusaciones contra el actual juez, hechas por su anterior compañera de clase en la prestigiosa Universidad de Yale: Deborah Ramírez. Según lo explicado, durante una fiesta hace casi 40 años, Kavanaugh se habría bajado los pantalones "empujando su pene hacia ella, haciendo que ella lo apartara", escribe la publicación.

Recordemos que en el año 2018, cuando Trump tenía que designar opciones para ocupar cargos en la Corte Suprema, eligió a su gran amigo, Brett Kavanaugh, aunque el mismo fue opacado por el testimonio de una mujer: Christine Blasey Ford, quien aseguró que en 1982, el hoy juez y su amigo Mark Judge la metieron en una habitación a la fuerza para luego intentar desvestirla mientras le tapaban la boca para que sus gritos no sean escuchados. La imagen de Ford declarando ante la Cámara de Senadores se hizo viral y comenzó a ser una representación del movimiento #MeToo y de la revolución femenina.

Claro que para Trump era clave tener a un socio en la Corte Suprema, empezando porque el Tribunal posee la facultad de revisión judicial y la facultad de declarar inconstitucionales leyes federales o estatales y actos de los poderes ejecutivos federal y estatales. Algo que ya aprovechó en lo que va de 2019 ya que la Corte Suprema, por ejemplo, le dio la derecha con el sistema de Gerrymander: a licencia que tienen los partidos de trazar las líneas electorales en los diferentes distritos, uniéndolas, dividiéndolas o asociándolas, con el objeto de producir un efecto determinado sobre los resultados electorales.

Pero volviendo a las últimas acusaciones, esto despertó la ira en distintas partes de la sociedad, empezando por las redes sociales, donde periodistas, políticos y estrellas de Hollywood atacaron el comportamiento del juez. A esto por supuesto se le sumaron las críticas de todos los pre candidatos demócratas, quienes exigieron la destitución y la investigación de Kavanaugh."Al igual que el hombre que lo designó, Kavanaugh debería ser acusado", aseguró la mujer líder en las encuestas, Elizabeth Warren. Sin embargo, Joe Biden y Bernie Sanders solo insistieron en una investigación.

"Necesitamos llegar al fondo de si la Administración Trump y los republicanos del Senado presionaron al FBI para que ignorara las pruebas o les impidieron seguir las pistas relacionadas con la investigación de antecedentes del juez Kavanaugh", aseguró Biden, el ex vicepresidente de la administración Obama que ahora lidera las encuestas de cara a 2020. Aunque claro muchos piensan que estas declaraciones llegaron en un momento de plena campaña política para arruinar los planes de Trump.

Claro que esta no sería el primer proceso de juicio político que discuten los demócratas . Recordemos que el pasado 12/09 la Cámara de Representantes dio un paso muy grande camino al juicio político contra el presidente Trump ya que con  24 votos a favor y 17 en contra decidieron considerar los procedimientos para futuras audiencias relacionadas con su investigación. 

Por supuesto quien defendió con uñas y dientes a Kavanaugh fue el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien otra vez culpó a los medios de llevar adelante una campaña de desinformación contra su administración. "Brett Kavanaugh debería comenzar a demandar a las personas por difamación, o el Departamento de Justicia debería acudir en su rescate", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter. Aunque por parte del acusado no se obtuvo respuesta alguna.

Según informó The Washington Post, habría habido más casos que no fueron compartidos con las autoridades federales en 2018. Al parecer un senador demócrata escribió a las autoridades del FBI alertando de la existencia de más pruebas y solicitando un "seguimiento apropiado", explica The Post que accedió a la carta en cuestión.