Leído

AUMENTAN LAS TENSIONES

Mientras Irán se dispone a conversar con los saudíes, USA impone sanciones sobre el canciller iraní

Mie, 31/07/2019 - 8:33pm
Enviado en:
Por Urgente24

En medio de las crecientes tensiones en el Estrecho de Ormuz y mientras el Reino Unido convoca a militares de Estados Unidos, Francia y otros países a una reunión en Bahrein para llegar a un acuerdo internacional con el objetivo de proteger el envío de mercaderías a través del estrecho de Ormuz, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif asegura estar preparado para conversar con Arabia Saudita. Pero a la Casa Blanca no le gusta mucho y decide imponer sanciones contra el funcionario, tal como hizo meses atrás contra el ayatolá, Ali Khamenei.

Contenido

 Este miércoles 31/07 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, como ya habían amenazado previamente, decidió imponer sanciones sobre ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, una de las figuras políticas más fuertes de Irán. Es así que a partir de ahora el funcionario iraní forma parte de la lista negra de Estados Unidos. 

Las mismas afectarían directamente sobre la capacidad de Zarif de viajar a Estados Unidos o de realizar transacciones hacia o a través del país de Donald Trump. Sin embargo al funcionario no parece afectarle demasiado, o por lo menos así lo expresó en su cuenta oficial de Twitter: "No tiene ningún efecto sobre mí o mi familia, ya que no tengo propiedades o intereses fuera de Irán. Gracias por considerarme una gran amenaza para su agenda", explicó el iraní.

 Además se mostró muy seguro con su posición tras asegurar que la única razón de Estados Unidos para sancionarlo es que representa al "portavoz principal de Irán en todo el mundo". Algo que es completamente cierto y lo que en efecto supone una amenaza para la administración Trump.

Sin embargo las sanciones de Estados Unidos suceden en un momento oportuno, ya que este mismo miércoles Zarif había anunciado su predispocisión y la del país para entablar conversaciones con Arabia Saudita, principal enemigo por le predominio de Medio Oriente. Puja que se incrementó cuando los saudíes acusaron a Teherán (ciudad capital de Irán) de haber sido los culpables de los ataques a los buques petroleros.

"Si Arabia Saudita está lista para el diálogo, siempre estamos listos para el diálogo con nuestros vecinos", dijo Zarif según la agencia de noticias IRIB. "Nunca hemos cerrado la puerta al diálogo con nuestros vecinos y nunca cerraremos la puerta al diálogo con nuestros vecinos", aseguró el Ministro. 

Recordemos también que en la tensión de Medio Oriente, Estados Unidos es el principal aliado de Arabia Saudita, es por eso que de la misma forma que ya se había sancionado al ayatolá Ali Khamenei, se decidió ir contra Zarif. Algo que también ya habían anticipado desde el Departamento del Tesoro. 

Por su parte, Zarif es el principal negociador del acuerdo nuclear multinacional conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto, el principal desencadenante de las tensiones entre ambos países luego de que Donald Trump decidiera retirarse del mismo en 2018. Además no hay que olvidar que Irán continuó haciéndole frente a Estados Unidos y a Europa al haber superado los niveles de enriquecimiento de uranio.

Por otro lado, no hay que olvidar que frente a la amenaza que significó Irán en las últimas semanas para los países europeos como el Reino Unidos, cuyos buques fueron secuestrados en respuesta a la anterior incautación de un buque iraní que trasladaba petróleo a Siria incumpliendo partes del acuerdo con Europa, Gran Bretaña decidió llamar a una reunión de países para resolver la situación en Ormuz.

Es así que este miércoles 31/07 las autoridades del Reino Unido organizaron una reunión en Bahrein para poder establecer una cooperación entre los países y salvaguardar el envío a través del estrecho de Ormuz. Entre todos los invitados, Alemania fue el primero en decir que no, reacio a involucrarse en cualquier misión conjunta con Estados Unidos. 

Si bien todavía no se llegó a ninguna conclusión y tampoco era de esperarse, los países que asistieron acuerdan en estabilizar la situación en el Estrecho de Ormuz e intentar controlar a Teherán.