Leído

ENTRE REUNIONES

México y USA todavía no logran un acuerdo, entonces China aconseja

Jue, 06/06/2019 - 3:14pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tan solo a una semana que el gobierno norteamericano de Donald Trump decida imponer nuevos aranceles sobre las importaciones mexicanas, con el objetivo de frenar la inmigración ilegal, ambas partes mantienen conversaciones para lograr evitar una guerra comercial, aunque al parecer no son exitosas. En tanto, China, que cuenta con una vasta experiencia en relacionarse con el mandatario norteamericano, tiene algunos consejos para los mexicanos. Además, tan solo horas antes que comenzaran las conversaciones entre ambas naciones, las autoridades mexicanas interceptaron a 500 migrantes en la frontera.

Andrés Manuel López Obrador, presidente mexicano y Donald Trump, presidente de USA
Contenido

Este jueves 06/06 continúan las conversaciones que comenzaron el miércoles anterior entre México y Estados Unidos con respecto a las ofensivas y amenazas comerciales que el gobierno norteamericano de Donald Trump está dispuesto a imponer sobre las importaciones mexicanas. Hasta tal vez, dar comienzo a una guerra comercial.

Recordemos que el viernes 31/05, mientras Canadá y México ya habían iniciado los trámites parlamentarios para aprobar el acuerdo comercial con Estados Unidos, el gobierno de Donald Trump decidió la aplicación de aranceles en un 5% a las importaciones mexicanas. Si bien no son demasiado comparadas con el casi 25% impuestos sobre los productos chinos, significan un gran problema para la economía mexicana que claramente no es tan fuerte como la de China. 

Aunque esta vez la razón de Trump fue puramente ideológica y social, ya que se debieron a  la ola de inmigrantes ilegales mexicanos que cruzan la frontera. Es así que culpó al gobierno mexicano de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de no llevar adelante políticas de contención lo suficientemente duras como para frenar el cruce.

Sin embargo AMLO aseguró que no está entre sus planes, comenzar una guerra con Estados Unidos, que además de ser su principal socio comercial, es su vecino. "Los problemas sociales no se resuelven con impuestos", explicó el mandatario de México refiriéndose a las acciones del mandatario estadounidense aunque también dijo no ser "cobarde". Es así que hasta el día de hoy, AMLO y su canciller Marcelo Ebrard continúan manteniendo la misma posición.

En consecuencia, el encuentro del 05/06 estuvo compuesto por el canciller y un grupo de  políticos, diplomáticos y empresarios. Además de por supuesto, Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos. Pero no todo fue color de rosas ya que luego de la reunión el presidente Trump anunció en su cuenta de Twitter que las acciones de México no eran suficientes como para levantar los aranceles.

Aunque los hechos parecen mostrar lo contrario ya que casi dos horas después de comenzada la reunión del miércoles, el gobierno mexicano hizo lo que, según Trump, tenía que hacer y desplegó un equipo de aproximadamente 200 policías y frenó en la frontera a casi 500 inmigrantes que intentaban cruzar de forma ilegal. Entre ellos había hondureños, guatemaltecos y salvadoreños.

Sin embargo, tras las críticas de muchos grupos activistas defensores de los derechos de los inmigrantes, entre ellas acusarlo de actuar siguiendo las ordenes de Estados Unidos,  AMLO explicó: "No actuamos por consigna ni perjudicamos a nadie por quedar bien con un gobierno extranjero", dijo el presidente.

Aunque según lo publicado por la agencia de noticias, Bloomberg, antes de la amenaza de aranceles, Trump y México ya habían acordado detener a 800 inmigrantes por día, o por lo menos ese era el objetivo planteado entre ambos países a principios de año. Pero de acuerdo con los datos de la Policía Fronteriza, fueron más de 144.000 inmigrantes "ilegales" en la frontera sur en mayo. La mayor cifra en 13 años.

Recordemos también que estas políticas de Trump son tomadas a casi un año de las elecciones presidenciales de 2020, en las que esta invirtiendo su tiempo, su dinero y en la que basa sus dichos y sus decisiones, ya que sus votantes rechazan fervientemente la inmigración centroamericana. Aunque esto también fue rechazado fuertemente por políticos y legisladores republicanos, quienes todos esperaban que se muestren a favor de Trump. 

Muchos de ellos advierten que esto podría ser un gran revés para los beneficios económicos tanto de México como de Estados Unidos, ya que al fin y al cabo ambas economías dependen entre sí. Aunque esto no significa que le quiten importancia a la situación de los inmigrantes en el país, sino que también priorizan otras cosas como la protección de los ingresos. 

En tanto, quien no podía quedarse fuera de la situación y sin opinar fue China, que durante los últimos 2 años lleva adelante un enfrentamiento comercial a muerte con Estados Unidos. Es así que Jorge Guajardo, ex embajador de México en Beijin aseguró que: "Una vez que él pone las tarifas, están ahí para quedarse", dijo Guajardo. "La idea de que alguna vez los levantará es un espejismo". La negativa de la Casa Blanca a eliminar los aranceles de inmediato fue un punto clave para los chinos antes de que se rompieran las negociaciones.

Además, Duncan Wood, director del Instituto de México en el Centro Internacional de Académicos Woodrow Wilson recalcó lo que ya habían expresado los empresarios e inductriales en cuanto a lo importante que son las exportaciones de Estados Unidos a México. "Son exponencialmente más grandes, lo que significa que México tiene una influencia mucho mayor en lo que puede devolverle a Estados Unidos", dijo en comparación con la situación china.