Leído

COMO MUCHO HASTA NOVIEMBRE...

Macron: el único europeo contra la larga prórroga del Brexit que trunca los planes de Johnson

Vie, 25/10/2019 - 2:58pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Otra vez los planes parecen fracasar para el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, ya que como era de esperar, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dio su voto negativo para un prorroga de Brexit de cara a fines del mes de enero de 2020. El francés propuso que un retraso hasta el 30/11, mientras los demás lideres europeos votaron en positivo. Es así que ahora la vida política y los planes de Johnson vuelven a estar en manos de la Unión Europea.

Contenido

Los días pasan y se acerca cada vez más la fecha límite en la que supuestamente. El próximo 31/10 es el Día D y el Reino Unido todavía no sabe como será su futuro de acá a una semana. Si bien el Primer Ministro, Boris Johnson, dejó de lado la postura de "hacer o morir" con respecto a dejar la Unión Europea a toda costa a fines de octubre, y decidió llamar a unas elecciones adelantadas previas a la Navidad, los planes no siempre salen como esperado.

Recordemos que el último objetivo comunicado por Johnson el pasado jueves 24/10 fue lograr el apoyo del Parlamento británico para adelantar las elecciones, conseguir los votos necesarios para ser mayoría en el Parlamento, y en consecuencia hacerse con el Brexit bajo sus condiciones y "acabar con esto de una vez por todas", dijo el mandatario. Todo esto claro, mientras se está a la espera de la decisión de la Unión Europea, a quienes Johnson le envió una carta de prórroga luego de las sesiones fracasadas del sábado 19/10. Aunque las noticias desde Europa no fueron las esperadas.

En el documento Johnson pidió por un retraso para fines de enero, así poder pasar las elecciones, pasar un acuerdo en el Parlamento, y finalmente abandonar Europa en buenos términos, aunque después de tantas idas y vueltas ya no existen los buenos términos entre las partes. Sin embargo, este viernes 25/10, frente a la votación de los líderes europeos, el principal y único opositor fue el francés, Emmanuel Macron, que como era de esperar, vetó el período de la prórroga y propuso que sea hasta fines de noviembre.

Es así que la Unión Europea no tomará una decisión final hasta después del lunes 28/10, cuando los congresistas británicos se reúnan para sesionar sobre el pedido de elecciones adelantadas por parte de Johnson, algo que ya le negaron tres veces en el pasado. Aunque claro, después de que los parlamentarios aprueben casi la misma propuesta que tantas veces le negaron a la ex mandataria, Theresa May, cualquier cosa se puede esperar de Westminster.

Según explicaron a la agencia de noticias Bloomberg dos diplomáticos, Francia sostiene que "otorgar una extensión que sea demasiado larga reduciría la presión de los políticos británicos para ratificar el acuerdo de divorcio", explicaron ls franceses dando a entender que al ser una problemática británica, son ellos, es decir los parlamentarios, quienes se tienen que hacer cargo. Aunque esta no es la primera vez que Francia se muestra reticente al Brexit, ya que en todavía tiempos de Theresa May, dentro de la Unión Europea se había formado una disputa entre la alemana Angela Merkel y Macron.

La principal diferencias entre ambos siempre pasó por otorgar una prórroga larga o corta de salida respectivamente. Y esto es justamente lo que volvió a mostrar Macron. La historia se repite pero esta vez con Johnson, es así que muchos se preguntan: ¿le sucederá lo mismo que a May? Recordemos también que desde tiempos de la creación de la Unión Europea, y del ingreso del Reino Unido a ella, Francia fue un país reticente a su entrada y lugar en la misma. Una de las razones siempre fue que quería ser el eje de decisión en la institución supranacional, como lo es hoy junto a Alemania.

En tanto, en el Reino Unido, es importante tener en cuenta que en la última semana Boris Jonhson logró algo que no consiguió la ex mandataria Theresa May: que el Parlamento apruebe uno de sus proyectos y acuerdos de salida. Si bien el mismo era muy parecido a lo presentado por May anteriormente, ya que tiene en cuenta la creación de una frontera dura y temporal entre las dos Irlandas (Irlanda del Norte y la República de Irlanda), es decir la peor pesadilla para Europa ya que podría despertar una guerra que quedó enterrada hace años, así como una crisis comercial.

Esto último despertó muchas preguntas sobre la política británica, ya que muchos se cuestionaron sobre el porqué que llevó al Parlamento a aprobar algo que Theresa May intentó durante 3 años. Tal vez se trató de alguna relación política, de tiempos y de economía, o simplemente de mandatario.

Sin embargo al mismo tiempo fue obligado a esperar por la prórroga de la Unión Europea, quien reiteradas veces ya había dicho que no habría otra oportunidad para los ingleses. Si bien todavía no existe una decisión final, ya que de acuerdo con lo que informan desde Bruselas, los representantes europeos tienen hasta el próximo martes para tomar una decisión. En caso de que esto no ocurra, los europeos podrían una reunión de urgencia que tendría al Reino Unido flotando en el medio de los dos mundos, una prórroga o una obligación a salir sin acuerdo.