GLOBAL

DISCURSO DE AÑO NUEVO EN COREA DEL NORTE

Los planes de Kim para 2020: preparado para endurecer su relación con USA

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, se prepara para ingresar al año 2020 con nuevos planes y al parecer convencido a destrabar las conversaciones de desnuclearización con Estados Unidos, las cuales se encuentran pausadas desde hace por lo menos 6 meses. Ahora, tanto analistas como políticos norteamericanos y norcoreanos, están en vilo frente al próximo discurso de Kim, donde delineará las nuevas formas de las relaciones bilaterales. Aunque según las amenazas, todo indica que existirán misiles.

Existieron cientos de amenazas pero cero acciones de diálogo y mucho menos de ataques concretos en los últimos meses del año entre Estados Unidos y Corea del Norte. Así es, el mandatario norcoreano, Kim Jong Un y su homólogo con el que lleva una relación más que tensa, Donald Trump, no lograron suficientes avances en el tan famoso y discutido proceso de desnuclearización. Sin embargo, Kim se muestra dispuesto y confiado al entrar al año 2020 con nuevos planes y objetivos por delante y sobre todo con lo que parecerá ser un nuevo enfoque para con la relación con Estados Unidos. 

Recordemos que hasta el momento Corea del Norte cumplió casi al pie de la letra los límites y condiciones puestos por Estados Unidos, al congelar misiles de largo alcance y pruebas nucleares. Aunque claro hace algunas semanas llevó adelante varias pruebas de misiles que el llamó de corto alcance pero que podrían ser un problema para Corea del Sur o Japón, dos de los aliados de Estados Unidos en la región que podrían ser alcanzados por los misiles.

Aunque por otro lado, las últimas interacciones entre Trump y Kim fueron a través de correspondencia escrita en agosto, claro esto fue luego del encuentro entre ambos mandatarios a fines de junio cuando el norteamericano decidió cruzar por primera vez la frontera entre las dos Coreas. Esta fue una forma de intentar demostrar cierta convicción e iniciativa para volver a comenzar un proceso de negociación. Aunque a casi un año de la primer reunión fallida en febrero de 2019, la situación sigue estática. 

Sin embargo, según explicó The Wall Street Journal, Kim dará su típico discurso de comienzos de año, y de década en este caso, el próximo 01/01, en el cual se espera que el mandatario se refiera a cómo serán de ahora en más las relaciones con Estados Unidos. Todo indicaría un cambio de enfoque, al parecer un tanto menos conciliadora: gran problema y amenaza para Estados Unidos y sus aliados en la región. Sin embargo esto no es algo nuevo, ya que en los últimos años, Corea del Norte no ha dejado de lado la producción nuclear. 

"No dejaron de desarrollar armas y esperaron que las negociaciones fueran bien". "El comportamiento de Corea del Norte desde Hanoi se ha vuelto cada vez más militarista, cada vez más agresivo", explicó a The Wall Street Journal, Jenny Town, miembro del Centro Stimson, un grupo de expertos con sede en Washington. Es así que según expertos, Corea del Norte, tiene la mayor capacidad que en años para desarrollar armas nucleares.

Aunque esto no es lo más grave, ya que los misiles de corto alcance no son los más peligrosos, los de corto alcance son los que pueden amenazar a la parte continental de Estados Unidos ya que  pueden viajar hasta 1,800 millas. Recordemos que uno de los mayores avances en los últimos tiempos fue un misil balístico probado en octubre que se puede lanzar desde un submarino. Esto último fue una gran innovación para Pyongyang ya que nunca antes había podido hacerlo. 

Por otro lado, tengamos en cuenta que  Estados Unidos mantiene su "política hostil" hacia el gobierno de Kim con sanciones económicas por las pruebas de misiles balísticos. La propuesta principal del Estados Unidos es la desnuclearización total, es decir que el gobierno de Corea del Norte deje las pruebas de misiles. Aunque en las últimas conversaciones entre los mandatarios, que fue a través de una carta, Trump reconoció que podría estar dispuesto a cambiar su mirada y aceptar algunas cosas de las que pide Kim, pero claro no las suficientes.

A esto también se le suman los quiebres que existen dentro de la Casa Blanca en cuanto a la situación en Corea del Norte, eso ocurrió con John Bolton, el ex Asesor de Seguridad Nacional de Trump que proponía una solución completamente extremista en el país asiático. En tanto, el límite de tiempo impuesto por Kim a Estados Unidos para que analice cambiar el enfoque en cuanto a la desnueclearización va llegando a su fin, por ahora no existen soluciones ni nuevas cumbres a la vista.

Sin embargo, desde Estados Unidos siguen insistiendo. "Si Kim Jong Un adopta ese enfoque, estaremos extraordinariamente decepcionados y demostraremos esa decepción", dijo el actual Asesor de Seguridad Nacional, Robert O'Brian. Los egos siguen en medio y al parecer nadie está dispuesto a dejar sus planes de lado. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario