Leído

LA CLAVE ES LA FRONTERA IRLANDESA

Johnson se reunirá con Juncker para intentar destrabar el Brexit

Vie, 13/09/2019 - 2:56pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El principal bloqueo para lograr un acuerdo entre Europa y el Reino Unido está en la frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Los unionistas norirlandeses no aceptan que haya diferencia alguna entre sus regulaciones y las del resto del Reino Unido, por cuestiones tanto políticas pero económicas. Rumores en la prensa británica indicaron que podrían bajar algunas de sus líneas rojas, abriendo la puerta un acuerdo, pero luego fue desmentido.

Contenido

El lunes 16/9, el Primer Ministro británico, Boris Johnson, se encontrará con el presidente de la Comisión Europea en Luxemburgo, Jean Claude-Juncker, según confirmó el Ejecutivo europeo. 

Discutirán posibilidades para destrabar el laberinto en que Gran Bretaña está metida, desde que Johnson decidiera suspender el Parlamento para evitar que le impida llevar a cabo su versión del Brexit sin acuerdo. Johnson asegura que sacará a su país de Europa el 31/10 como sea. Pero antes de la suspensión, los parlamentarios lograron sacar una ley que se lo impide, obligándolo a pedir una prórroga a Europa si no consigue un acuerdo. Hubo rumores de que Johnson violaría esa ley -arriesgándose incluso a ir preso- si fuese necesario. 

Será la primera ocasión en que Johnson y Juncker discutirán sobre el Brexit desde que el británico asumió el cargo. 

El anuncio llegó luego de que trascendieran rumores en la prensa británica de que el Gobierno podría aceptar el principio de la llamada "salvaguarda irlandesa", explica el diario ABC. Este estaría basado en una frontera regulatoria en el Mar de Irlanda que haga innecesaria cualquier frontera terrestre en la isla. 

Una de las cuestiones más espinosas en torno al Brexit es cómo evitar una frontera dura entre la República de Irlanda (miembro de la UE) e Irlanda del Norte (parte del Reino Unido).

Recordemos que Irlanda es una república independiente que forma parte de la UE, mientras que Irlanda del Norte es un territorio que, junto a Escocia, Gales e Inglaterra conforma Reino Unido. El desafío es cómo evitar que tras el Brexit se instaure entre ambas una frontera con controles y aduanas, lo que iría contra los tratados de paz desde hace más de 2 décadas, explica la BBC.

El principio de la "salvaguarda irlandesa" había sido una de las propuestas iniciales de los negociadores europeos a Theresa May, quien la había tenido que rechazar bajo presión de los unionistas norirlandeses del Partido Democrático Unionista (DUP).

Hasta el momento, Johnson ha rechazado aceptarla, mientras que la Unión Europea (UE) se niega a eliminarla.

Los unionistas norirlandeses no aceptan que haya diferencia alguna entre sus regulaciones y las del resto del Reino Unido, por cuestiones tanto políticas pero económicas.Tras los rumores en la prensa británica de que habrían aceptado resignar algunas de sus líneas rojas sobre regulaciones para hacer posible el avance de un acuerdo, el DUP insistió este viernes en que no reducirá sus exigencias sobre la salvaguarda irlandesa.

La fecha límite para resolver el divorcio es el 17/10, cuando sería la última cumbre europea en la que el Reino Unido participaría como miembro. 

"La Unión Europea quiere trabajar de forma constructiva con el primer ministro Johnson y no habían tenido la oportunidad de reunirse aún”, dijo la portavoz comunitaria Natasha Bertaud. 

Tras su reunión con Johnson, Juncker viajará a Estrasburgo a participar del pleno del Parlamento europeo, que debatirá el miércoles sobre la salida británica de la UE.