Leído

FUERTE EVIDENCIA 

Irán sabía que un misil derribó el avión ucraniano de pasajeros

Lun, 03/02/2020 - 10:34pm
Enviado en:
Por Urgente24

Una grabación filtrada de una conversación entre un piloto y un controlador aéreo iraní parecía mostrar que las autoridades supieron de inmediato que un proyectil había derribado una máquina civil que acababa de despegar de Teherán, matando a las 176 personas que iban a bordo, a pesar de que el país lo negó durante días.

Serias evidencias de un atentado con misiles
Contenido

Una grabación filtrada de una conversación entre un piloto y un controlador aéreo iraníes parecía mostrar que las autoridades supieron de inmediato que un misil había derribado un avión ucraniano que acababa de despegar de Teherán, matando a las 176 personas que iban a bordo, a pesar de que el país lo negó durante días.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskiy, confirmó la autenticidad de la grabación en un reporte emitido el domingo (02/02) por la noche por un canal de televisión ucraniano. El jefe del equipo iraní de investigación, Hassan Rezaeifar, reconoció el lunes (03/02) en Teherán que la grabación era legítima y dijo que se había entregado a las autoridades ucranianas.

Tras el desastre del 8 de enero, el gobierno civil iraní sostuvo durante días que no sabía que la Guardia Revolucionaria iraní, un cuerpo paramilitar que responde solo ante el líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei, había derribado la aeronave.

El avión se estrelló horas después de que la Guardia hiciera un ataque con misiles balísticos contra bases iraquíes que alojaban fuerzas estadounidenses, en represalia por un ataque de un dron estadounidense que había matado al principal general de la Guardia, Qassem Soleimani, en Bagdad.

Una transcripción de la grabación, publicada por la televisora ucraniana 1+1 TV contiene una conversación, en Farsi, entre un controlador aéreo y un piloto que según el reporte estaba al mando de un Fokker 100 de la compañía iraní, Aseman Airlines, desde la ciudad sureña de Shiraz y hacia Teherán.

El diálogo fue el siguiente.

"Una serie de luces como (...) sí, es un misil, hay algo?”, pregunta el piloto al controlador.

“No, ¿cuántas millas? ¿Dónde?”, pregunta el controlador.

El piloto responde que vio la luz junto al aeropuerto de Payam, cerca de donde se lanzó el misil antiaéreo Tor M-1 de la Guardia. El controlador dice que no le reportaron nada, pero el piloto insiste.

“Es la luz de un misil”, afirma.

"¿No ves nada más?", pregunta, el controlador.

“Querido ingeniero, fue una explosión. Vimos una luz muy grande allí, en realidad no sé qué era”, responde el piloto.

El controlador intentó entonces contactar con el avión ucraniano, sin éxito.

Información pública de rastreo de radares sugiere que el avión de Aseman Airlines, el vuelo 3768, estaba lo bastante cerca de Teherán como para ver la explosión.

Las autoridades iraníes de aviación civil insistieron durante días en que el avión no lo había derribado un misil, incluso después de que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, y las autoridades estadounidenses dijeran creer que había sido derribado.

Las autoridades iraníes deberían tener acceso inmediato a las grabaciones de control aéreo, y Zelenskiy dijo a 1+1 que “la grabación, desde luego, muestra que el lado iraní supo desde el principio que nuestro avión fue derribado por un misil”.

El presidente de Ucrania reiteró sus exigencias de que los dispositivos de grabación del avión se descifren en Kiev, algo que las autoridades iraníes prometieron el mes pasado, para cambiar de opinión más tarde.

Estaba previsto que varios investigadores ucranianos viajaran a Teherán para participar en las labores de descifrado, aunque Zelenskiy insistió en que las llamadas cajas negras se envíen a Kiev. “Es muy importante para nosotros”, afirmó.

Sin embargo, las autoridades condenaron la publicación de la grabación como “poco profesional”, señalando que formaba parte de un reporte confidencial.

“Esta acción de los ucranianos hace que no queramos darles más pruebas”, dijo Rezaeifar, responsable de los investigadores iraníes, en declaraciones citadas por la agencia semioficial de noticias Mehr.