Leído

URANIO

Irán rompe con parte del pacto nuclear y amenaza con más, si Europa no le responde

Jue, 09/05/2019 - 11:05am
Enviado en:
Por Urgente24

“Ya no estamos comprometidos con las limitaciones a la cantidad de uranio enriquecido o agua pesada que podemos mantener”, detalle el comunicado iraní, publicado a 1 año de que Trump decidiera retirarse del pacto nuclear. Teherán reclama a las potencias restantes en el acuerdo que cumplan con sus compromisos en los sectores petrolero y bancario, haciendo frente a USA.

El Presidente iraní anuncia renuncia a parte del pacto nuclear. /Foto: Mohd Samsul Mohd Said/GettyImages
rouhani.jpg
Contenido

El miércoles 8/5, el Presidente iraní, Hassan Rouhani, declaró que el país cesó de respetar algunas de las restricciones a su actividad nuclear impuestas por el Plan Integral de Acción Conjunta, reveló la agencia AFP.

Esta decisión se mantendrá (e incluso podría intensificarse) hasta que las potencias firmantes restantes (tras la salida de USA del acuerdo, son: Gran Bretaña, Francia, China, Alemania y Rusia) cumplan con sus compromisos, en especial en lo que respecta al petróleo y al sistema bancario, violando las sanciones unilaterales de USA.

Teherán les dio un plazo de 60 días, tras lo cual podría decidir incumplir fragmentos aún más largos del pacto.

El Plan Integral de Acción Conjunta, firmado en 2015, limitó la capacidad de Irán de producir combustible nuclear durante 15 años a cambio del levantamiento de las sanciones en los sectores mencionados. 

Si logra un acuerdo con las potencias restantes, Teherán volvería a respetar todas las obligaciones del pacto, pero sin un acuerdo reanudaría también otras actividades nucleares.

"El acuerdo sobre la cuestión nuclear necesita una operación quirúrgica y los analgésicos del último año no fueron eficaces. Esta operación hace falta para salvar el acuerdo, no para destruirlo", dijo Rouhani

El anuncio llega exactamente 1 año después de que el Presidente estadounidense, Donald Trump, decidiera retirarse del acuerdo, y en medio de un clima de creciente tensión con USA.

La semana pasada, el secretario de Estado de USA, Mike Pompeo, amenazó con sanciones a los países que reciban el exceso de uranio o de agua pesada de Irán.

Rouhani no siguió la ruta de Trump renunciando por completo al acuerdo, sino que notificó a las naciones europeas de que ahora deberán elegir: o siguen el camino del Presidente estadounidense o salvan el acuerdo involucrándose con Irán en el comercio de petróleo, violando las sanciones unilaterales de USA. 

“Para proteger la seguridad y los intereses nacionales de los iraníes, y en aplicación de los derechos que se establecen en los artículos 26 y 36 del Plan Integral de Acción Conjunta, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional de la República Islámica de Irán ha dado la orden de interrumpir algunas de las medidas que adoptó bajo ese acuerdo a partir de hoy, 8 de mayo de 2019”, afirmó el comunicado del Consejo, del que Rouhani informó por carta a los líderes de los otros 5 países firmantes. “Ya no estamos comprometidos con las limitaciones a la cantidad de uranio enriquecido o agua pesada que podemos mantener”, detalla. 

Eso implica dejar de exportar el uranio que enriquece (y del que sólo puede almacenar 300 kilos a un máximo de 3,67% de pureza, según el pacto) y volver a poner en marcha el reactor nuclear de Arak, el único de agua pesada y que fue desmantelado tras el acuerdo, por el riesgo de que sus residuos fuesen utilizados para obtener plutonio, explica el diario El País. A suficiente grado de pureza, tanto el uranio enriquecido como el plutonio sirven para fabricar bombas, aunque Irán siempre ha negado que ese sea su objetivo.

Si no hay progreso económico, amenazó Rouhani, no será considerado "ningún límite" al enriquecimiento de uranio, lo que podría subir los niveles hasta un punto en que podría ser utilizado para construir bombas.

"El camino que hemos elegido hoy no es el camino de la guerra, es el camino de la diplomacia", dijo Rouhani en un discurso televisado a nivel nacional. "Pero diplomacia con un nuevo lenguaje y una nueva lógica." 

El Presidente iraní dejó en claro que no se retira de la mesa de negociaciones, pero que necesita más de sus contrapartes europeos: “La UE no ha logrado cumplir sus promesas económicas a Irán. La postura europea es buena en palabras, pero no en hechos." 

Los dirigentes iraníes, explica el diario El País, se quejan de la incapacidad de los europeos para enfrentar a USA y lograr que funcione el Instrumento de Apoyo a los Intercambios Comerciales (INSTEX), con el que Bruselas intenta hacer que empresas europeas puedan comerciar con Irán sin verse afectadas por sanciones secundarias de USA.