Leído

EL ASESINATO DE SOLEIMANI

Irak condena el ataque de Trump y debate la expulsión de las tropas de USA

Vie, 03/01/2020 - 1:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

El 1er. ministro interino de Irak, Adil Abdul Mahdi, condenó el asesinato del jefe del Ejército iraní en Bagadad, una acción de USA, calificándola de acto de agresión contra su país. Qassem Soleimani fue muerto en el aeropuerto de Bagdad. Soleimani, el comandante de la élite de la Fuerza Quds, fue asesinado después de que su convoy fue alcanzado por misiles estadounidenses. Un comandante adjunto de las Fuerzas de Movilización Popular (PMF), el colectivo de la milicia iraquí respaldado por Irán, murió en el mismo ataque aéreo.

La imagen fue tomada cuando blindados de USA dejaron Siria y se replegaron a Irak, donde ahora se ignora si podrán permanecer.
Contenido

El líder interino del gobierno de Irak, Adil Abdul Mahdi, dijo que la operación bélica de USA para asesinar a Qassem Soleimani fue una "violación flagrante de la soberanía iraquí" y un insulto a la dignidad de su país.

Mahdi hizo hincapié en que USA ha violado los términos en los cuales las tropas estadounidenses pueden permanecer en Irak (sólo para entrenar a las tropas iraquíes y luchar contra la organización yihadista Estado Islámico o ISIS). 

Mahdi agregó que el asesinato puede desencadenar una gran escalada de violencia y resultar en "una guerra devastadora en Irak" que se extenderá a la región.

El Ejecutivo iraquí ha pedido al Parlamento que celebre una sesión de emergencia para discutir una respuesta apropiada, dijo Mahdi.

El asesinato de Soleimani marca una escalada significativa en la confrontación de USA con Irán. 

Washington DC considera que el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, al que pertenece Quds, es una organización terrorista y afirmó que el comandante asesinado estaba tramando ataques contra ciudadanos estadounidenses.

Teherán dijo que el comandante de Quds fue blanco de su contribución personal para derrotar al Estado Islámico en Irak y Siria. 

Soleimani impulsó el apoyo de Irán a las milicias en ambos países que lucharon contra la fuerza terrorista.

"Bagdad no tenía conocimiento sobre el ataque" (ejecutado cerca del aeropuerto internacional de la capital iraquí, que acabó con la vida del general iraní Qassem Soleimani; y el comandante de la milicia Kataib Hezbolá, Abu Mahdi al Muhandis, y con las vidas de al menos otras 10 personas), dijo un vocero del jefe de Estado Mayor de Irak, el general Othman al Ghanmi.

El vocero ha subrayado que el Ejército del país "está listo para cualquiera de las consecuencias" de este ataque. 

Momentos antes, el presidente de Irak, Barham Salih, condenó el ataque estadounidense e instó a la moderación de todas las partes.

"Irak debe poner primero su interés nacional y evitar las tragedias del conflicto armado que lo han plagado durante 4 décadas", señaló Barham Salih, agregando que es el "deber" de Irak "estar unido para proteger el interés nacional, la soberanía y la seguridad" de la nación.

Previamente, las 2 coaliciones más grandes del Parlamento de Irak, Saairun y la Alianza Fatah, reclamaron la expulsión de las tropas extranjeras del territorio del país, pues su presencia "se ha vuelto inútil en Irak", según declaró el jefe de la Alianza Fatah, Hadi al Amiri.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, ha declarado que Teherán y otras naciones de la región "vengarán" el asesinato del general Qassem Soleimani.

Por su parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán ha convocado al embajador de Suiza, Markus Leitner, —diplomático que representa los intereses de Washington en la República Islámica— tras el ataque de misiles perpetrado por USA para expresar "una enérgica protesta". 

El canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, ha calificado el ataque de USA de "un acto de terrorismo internacional" que "es extremadamente peligroso y una escalada absurda". 

"USA es responsable de todas las consecuencias de su aventurismo descarado", destacó Zarif.

Los funcionarios de USA se preparan para ataques de represalia iraníes, incluyendo ataques cibernéticos y terrorismo, contra intereses y aliados estadounidenses.

Israel también se estaba preparando para los ataques iraníes. Algunos de los sitios turísticos más populares del país, incluida la estación de esquí de Hermon, fueron cerrados y las fuerzas armadas se pusieron en alerta, dijeron las autoridades.