Leído

RUSSIAGATE

Habló Mueller: No exhoneró a Trump, puso la pelota en cancha demócrata y renunció

Mie, 29/05/2019 - 7:35pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de llevar adelante una investigación que duró 2 años y que quedó algo inconclusa, el fiscal especial Robert Mueller, que fue designado para investigar la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos de 2016 y de la obstrucción del presidente Donald Trump, hablo pñublicamente y dio a entender que la única razón por la cuál no se acuso al mandatario fue porque no está la doctrina jurídica no lo permite. Luego renunció. Aunque en tanto, los demócratas presionan al Congreso para dar inicio a un juicio político y el Dow Jones baja en un 0,8%.

Contenido

Este miércoles 29/05, después de casi 20 meses de investigación el fiscal especial Robert Mueller, quien fue designado para investigar la injerencia rusa en las elecciones de 2016 y los lazos del presidente electo Donald Trump con los comicios, dio por terminado el caso y renunció a su puesto como abogado especial. Aunque al mismo tiempo enfatizó la idea de que su investigación nunca dejo a Trump completamente limpio.

"Si hubiéramos tenido la confianza de que el presidente claramente no cometió un delito, lo hubiéramos dicho", dijo el abogado especial. Luego agregó que acusar al presidente y líder republicano nunca fue una opción ya que iría en contra de las normativas jurídicas que se mantienen en Estados Unidos. Las mismas no permiten imputar a un presidente en cargo. Es por eso que es el trabajo del Congreso, más exactamente de los demócratas el inicio de un juicio político.

Recordemos que el famoso caso Russiagate que está en la agenda política y de los medios desde antes de las elecciones 2016, cuando se dieron a conocer unos emails de la ex candidata a presidente, Hillary Clinton. El caso investigaba la injerencia del Kremlin y del actual presidente en las elecciones que vieron triunfar a Trump y lo pusieron al mando de la Casa Blanca.

Pero, si bien la investigación concluyó en marzo de este año, el reporte presentado por el fiscal general, William Barr, no era completo ya que solo daba a conocer partes de la investigación, las cuales casualmente ponían a Donald Trump en el lugar de: "No collusion, no obstruction" (No colusión ni obstrucción" en inglés).

Además actualmente el fiscal Barr, para continuar de alguna manera con su defensa hacia el presidente, encara una investigación de la investigación que llevo a cabo el fiscal especial Robert Mueller en cuanto a la injerencia rusa en las elecciones de 2016. El objetivo: indagar si el Departamento de Justicia violó la ley al investigar la campaña de Donald Trump.

De las 400 páginas presentadas en un principio por Mueller, el 12% del contenido fue censurado por cuestiones de privacidad,lo que molestó, entre otros al propio Mueller, ya que esa no era la escencia de su investigación. Además, esto fue el puntapié para que los demócratas, que no se fían de los dichos de Barr, comiencen a presionar al Congreso para lograr llevar al presidente a juicio político. 

Es así que con los dichos de Mueller, este miércoles de alguna manera pasaron la pelota al Congreso para que se haga cargo del destino del presidente Trump, aunque también será algo complicado ya que también tendrían que contar con el apoyo del Senado, cuya mayoría es republicana. 

"La Constitución requiere un proceso que no sea el sistema de justicia penal para acusar formalmente a un presidente en funciones de irregularidades", dijo Mueller, quien luego se negó a responder a las preguntas de la prensa, como ya había anunciado previamente.

El turno ahora es de los demócratas y en el Congreso, algo que ellos saben muy bien, por eso minutos después de que termine la conferencia de prensa del abogado especial, el presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler, quien ya sabía de la situación previo a la reunión, dijo: "ahora le corresponde al Congreso responder a los crímenes, mentiras y otras irregularidades del presidente Trump, y lo haremos"."Nadie, ni siquiera el presidente de los Estados Unidos, está por encima de la ley", explicó el parlamentario.

Hay que tener en cuenta que los demócratas están luchando en el Congreso por un impeachment desde la primera publicación parcial del informe en manos de Barr. Además las relaciones entre el partido y la Casa Blanca cada vez es más tenso y toco su punto límite la semana pasada cuando el presidente de Estados Unidos se negó a negociar y debatir con Nancy Pelosi, la presidenta de la Cámara de Representantes, y otros legisladores.

En tanto, como no podía ser de otra forma, el presidente Donald Trump se pronunció acerca de los dichos de Mueller: "Nada cambia desde el informe de Mueller. No hubo pruebas suficientes y, por lo tanto, en nuestro país, una persona es inocente", escribió el mandatario, como siempre en su cuenta de Twitter. Aunque como ya dijimos Mueller nunca determinó que no se produjera una obstrucción por su parte.

Aunque estas declaraciones impactaron directamente en Dow Jones, uno de muchos índices bursátiles creados por Charles Henry Dow, editor del periódico The Wall Street Journal, cuyo promedio industrial cayó 400 puntos.