Leído

A HORAS DE LA CUMBRE

Grieta en la OPEP: algunos quieren bajar el precio del crudo, pero los saudíes deben cuidar Aramco

Mie, 04/12/2019 - 8:48pm
Enviado en:
Por Urgente24

A tan solo 1 día de lo que tal vez podría ser la cumbre más importante para la historia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios claves, teniendo en cuenta que se decidirá el futuro del precio del bien, los países que forman parte están hundidos en una grieta de la cuál algunos piensan que será difícil salir, especialmente porque están en juego objetivos nacionales de las diferentes naciones. Arabia Saudita, el líder de la organización, está convencido con poder retrasar los recortes que los demás miembros quieren llevar a cabo hasta por lo menos mitad del 2020: todo por salvar la salida a la bolsa de Saudi Aramco y su salida a la Bolsa. Aunque desde Irak, Qatar y Nigeria no hay mucho feedback.

Contenido

El plan que se espera de cara a la próxima reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo del jueves 05/12 y viernes 06/12 es que se aumente el recorte de la producción internacional del oro negro en por lo menos 400,000 barriles por día. Esto por supuesto podría ayudar a estabilizar y subir el precio del petróleo teniendo en cuenta que es uno de los bienes cuyo precio más fluctuó en los últimos meses y años. Esto último se debe a la aparición y rápido crecimiento de las energías alternativas y renovables, así como la profundización de los conflictos en Medio Oriente y enemistad entre los países. 

Sin embargo, quien no está de acuerdo y aboga por un mayor recorte de producción es el país líder del grupo: Arabia Saudita y los planes del príncipe heredero, Mohammed bin Salman, teniendo en cuenta que a mediados de este año anunciaron que la empresa petrolera más grande y rentable del mundo, incluso más que algunas tecnológicas norteamericanas (Apple), saldría a la bolsa pública. Para eso necesita que el precio del petróleo no sea tan bajo y que al mismo tiempo este estable apra atraer a los inversores.

El problema cuando se observa que lo único que sostiene a la empresa es la producción de petróleo y si esta no cae lo suficiente, tampoco lo hará el precio del crudo, en consecuencia caerán los inversores y  el plan. Sería tan grave para el reino de Arabia Saudita que en caso de que no se siga su plan, hasta amenazaron con hacerlos unilateralmente, es decir rompiendo un tratado comercial que se lleva a cabo históricamente y que además controla un bien tan importante como lo es el petróleo.

De acuerdo a lo que informó The Wall Street Journal, el objetivo de Arabia Saudita de cara a la cumbre en Viena será lograr que la producción en 1.6 millones de barriles por día, por lo menos hasta 2020. A su vez anunciarán por primera vez el precio de las acciones de Saudi Aramco una vez que estas salgan a la Bolsa de Valores. Esto ya despertó cuestionamientos y hasta amenazas del otro lado de la sala. 

Thamir Ghadhban, el Ministro de Petróleo de Irak, dijo a los periodistas que ya están instalados en Viena de cara a la cumbre, que su país y otros no apoyarían la profundización de los recortes de producción en curso. "Se ha calculado que 1.2 millones no ha sido suficiente, por lo que se requiere un corte adicional, y 1.6 fue una de las alternativas", explicó el funcionario en referencia a un número que ya se había discutido años anteriores pero que tuvo que ser dejado de lado y que no está dispuesto a aceptar.

Entre los países que se esfuerzan por detener un recorte están Nigeria, Qatar y Kazajstán. Claro que para Irak no es tan difícil llevar adelante el plan de un gran recorte porque su situación no es la mejor actualmente. Su Primer Ministro dimitió tras jornadas completas y consecutivas de protestas, y en consecuencia la situación social y económica está en llamas.

Sin embargo, y de acuerdo a lo que explica The Wall Street Journal, Arabia Saudita tiene muy claro su objetivo y tomará una línea dura en cuanto a las decisiones sobre el futuro de la OPEP, al fin y al cabo tiene bajo su ala a la empresa más rentable en producción de petróleo y es el principal país en abastecer de crudo al mundo. Es por eso también que cuando ocurrió el ataque a las refinerías de Aramco fue un escándalo y tuvo gran impacto sobre el precio del bien. 

Volviendo un poco sobre el plan de Arabia Saudita, es importante tener en cuenta que la salida de Saudi Aramco al mercado está amenazada por la incertidumbre que rodea al mercado del petróleo, teniendo en cuenta que hay distintas cosas que lo amenazan: los conflictos que se profundizan en Medio Oriente, el crecimiento de las energías renovables, la lucha por el cambio climático que cada vez es más fuerte y hasta la misma crisis de la OPEP. Es por eso que al mantener la producción y el precio del petróleo alto podrá asegurarse el éxito de inversiones en la empresa.

Aunque eso no es lo más importante, ya que la clave está en que el mismo gobierno saudí es el que vive de Saudi Aramco, porque la empresa prácticamente pertenece a la monarquía y esta vive de los resultados de la empresa y del petróleo, la cuál suele mantener su accionar y sus decisiones internas en secreto, como el asesinato de Jamal Khashoggi por ejemplo.