Leído

CRISIS POLÍTICA ISRAELÍ

Gran desafío para Netanyahu: luego de 20 años, enfrenta elecciones internas en su partido

Jue, 26/12/2019 - 4:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

El Primer Minsitro israelí, Benjamin Netanyahu, está hundido en una crisis política motivada por estar acusado en distintas causas de corrupción y además por ser uno de los protagonistas de el bloqueo electoral y político en el que se encuentra Israel. Aunque ahora Netanyahu tiene otro problema: las elecciones internas de su partido, Likud, ya que alguien más se atrevió a desafiarlo: Gideon Saar, quien fue parlamentario y funcionario reiteradas veces.

Benjamin Netanyahu, el Primer Ministro de Israel
netanyahu.jpg
Contenido

Este jueves 26/12, en medio de la celebración de Hanukkah, la fiesta judía que conmemora la victoria de los Macabeos sobre los sirios y la dedicación del Segundo Templo de Jerusalén, el Likud, partido liderado por el Primer Ministro, Benjamin Netanyahu se somete a elecciones internas de cara a las próximas elecciones en marzo 2020. Una jornada clave para el mandatario cuya credibilidad e invencibilidad política fue cuestionada durante todo el año 2019. 

Recordemos que durante el año 2019 hubo dos elecciones generales en Israel pero que fracasaron al no haber concluido con una mayoría en el Knesset (Parlamento israelí), es así que ni Benajmin Netanyahu, ni su opositor Benny Grantz, lograron los escaños necesarios para ser el próximo mandatario. Es así que luego de las últimas elecciones en donde la mayoría de los votos fue para la oposición, esto tampoco pudieron formar gobierno y se decidió convocar a otra ronda de comicios. 

La crisis política del país se va profundizando cada vez más, sobre todo para Benjamin Netanyahu cuya campaña de ultra derecha, con la ayuda de Donald Trump y la promesa de anexión de territorio, no fue suficiente. En consecuencia ahora el partido conservador, por ahora liderado por Netanyahu, se sometió a elecciones internas y uno de sus mayores desafíos, donde se enfrenta con el ex ministro Gideon Saar y dirigente del Likud. 

"Este es un día fatídico para el Likud y el Estado. Tenemos nuestro poder para lograr un cambio y una nueva esperanza para los ciudadanos de Israel y garantizar el reinado continuo del campo nacionalista y una victoria para nuestro camino", explicó Saar cuando emitió su voto este jueves 26/12. "Le pedí su confianza y sus votos para lograr la visión que el pueblo de Israel espera", concluyó. 

Si bien se espera que Netanyahu obtenga la mayoría de los votos, el mero voto es una amenaza al control de poder que tiene el Primer Ministro actualmente. Aunque claro recordemos que es un momento límite para el escenario político israelí que podría estar estancado en procesos electorales infinitos. A esto por supuesto se le suma que el Primer Ministro está bajo 3 acusaciones en causas de corrupción. Al parecer Saar supo esperar el momento justo donde Netanyahu este debilitado y pueda presentarse como figura opuesta. 

Con más de 20 años como líder del partido, no será fácil derribar a Netanyahu. Sin embargo, Saar fue el primero en decidir dejar de esperar y enfrentar a Netanyahu en las urnas internas. Y no le fue tan mal ya que tan solo en 2 semanas logró que muchos activistas del partido y opositores a Netanyahu estén en su favor. Aunque no es solamente la figura de Saar lo que atrae, sino que al mismo tiempo tiene buenas relaciones con los políticos del partido opositor, Azul y Blanco. Esto es clave para un posible avance en el escenario político actual. 

Pero claro, no suficiente para derribar la trayectoria del mandatario, sobre todo teniendo en cuenta que se trata del partido conservador de Israel. Aunque Saar no parece intimidado ya que hasta lo invitó a Netanyahu a debatir públicamente. "Netanyahu está bloqueado, bloqueado, bloqueado", aseguró el mismo. 

Por otro lado, Saar representa los mismos ideales que Netanyahu en cuanto al nacionalismo y la situación con Palestina, y hasta a veces es más extremista, según lo que algunos como el analista político Daniel Kupervaser, explica. Por supuesto se opone a la creación de un Estado Palestino, pero no solo eso ya que también aboga por dar a los palestinos menos que la soberanía plena. Aunque por otro lado, lo que lo distingue de Netanyahu es que no está acusado de corrupción.