Leído

TRAICIÓN A LOS AMIGOS

Feliz cumpleaños Putin: ¿Quién querrá ser amigo de USA?

Lun, 07/10/2019 - 4:52pm
Enviado en:
Por Urgente24

Hace tiempo que los gobiernos estadounidenses son poco confiables para cualquier alianza. Por un lado, la desclasifición de documentos ha dejado en problemas a supuestos aliados cuando cesó la confidencialidad prometida. Por otra parte, los abruptos y radicales cambios de su visión geopolítica (de promover la globalización pasó a luchar contra la globalización, sin entretiempos), resultan situaciones caóticas. Obviamente que además aparecen las 'filtraciones' tales como resultó el WikiLeaks y otros escandaletes. La traición a los kurdos en Siria sucedió el día del cumpleaños de Vladímir Putin: ¿qué mejor regalo podría hacer Trump al líder ruso que entregarle en bandeja todos los aliados posibles que saben que Rusia tiene un enfoque de mayor lealtad en su geopolítica?

Vladímir Putin agradecido por el regalo de cumpleaños de Donald Trump: Medio Oriente en bandeja de plata.
putin3.jpg
Contenido

Vladímir Vladímirovich Putin cumple 67 años el 07/10, y el obsequio de Donald John Trump ha resultado extraordinario.

No opinaron lo mismo en USA, legisladores importantes tanto del Partido Republicano como del Partido Demócrata, quienes criticaron a la Casa Blanca por su controvertida decisión de permitir que Turquía invada el norte de Siria y, potencialmente, elimine a los combatientes kurdos aliados de USA.

La decisión del presidente Donald Trump de retirar las fuerzas estadounidenses de Siria y abandonar a los aliados kurdos ha provocado una reacción violenta entre los miembros clave de su baluarte más importante contra una condena por juicio político: los republicanos del Senado.

"Esta es una decisión terriblemente imprudente del Presidente de abandonar a nuestros aliados kurdos, que han sido nuestro principal socio en la lucha contra el Estado Islámico", dijo a la web Politico la senadora Susan Collins (republicana por Maine). 

Un crítico frecuente de Trump, el senador Mitt Romney (republicano de Utah), también denunció la medida como "una traición" que informa a los aliados de todo el mundo que USA es un socio poco confiable. 

Romney, quien encabeza un subcomité de Relaciones Exteriores en Medio Oriente y contra el terrorismo, emitió una declaración conjunta con el senador por Connecticut, Chris Murphy, el principal demócrata en el panel, diciendo que la decisión de Trump "socava severamente la credibilidad de Estados Unidos como un socio confiable y crea un vacío de poder en la región que beneficia a ISIS”. 

El senador Ben Sasse (republicano de Nebraska) advirtió que la "mala decisión de la Administración probablemente dará como resultado la matanza de aliados que lucharon con nosotros, incluidas mujeres y niños".

Sasse, quien está listo para la reelección en 2020, advirtió en contra de asociarse con el presidente turco, Recep Erdogan.

"Espero que el Presidente escuche a sus generales y reconsidere", advirtió.

Los senadores republicanos 'Hawkish' (la etimología del término proviene de hawk -halcón, en inglés-, símbolo de alto vuelo y depredación, en contraste con el término 'Dovish' -dove es paloma), a quienes Trump necesitará para permanecer en el cargo si la Cámara Baja avanza en el pedido de juicio político, condenaron la decisión del Presidente y la consideraron una victoria de los terroristas y un perjuicio para la credibilidad estadounidense. 

Algunos ya están discutiendo alguna legislación para hacer retroceder a Trump.

En una rara ruptura pública con el Presidente, el senador Lindsey Graham (republicano de Carolina del Sur, gran defensor de Israel) criticó la retirada parcial, diciendo que la "decisión impulsiva del Presidente ha deshecho todos los logros y arrojó a la región a un mayor caos".
 
Él añadió: "Espero dejar en claro cuán miope e irresponsable es esta decisión en mi opinión".

Graham, un defensor habitual del Presidente y asesor frecuente en asuntos de política exterior, anticipó que la maniobra de la Administración garantizaría un "regreso" de ISIS, obligaría a los kurdos a alinearse con el presidente sirio Bashar Assad e Irán (y Rusia y Hezbollah), y es "una mancha en el honor de Estados Unidos por abandonar a los kurdos".

No lo dijo pero lo afirman muchos: el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, a quien Trump decidió apoyar, no sólo fue condescendiente con ISIS sino que le compra armamento a Vladímir Putin pese a los pedidos de USA que no lo hiciera.

Graham amenazó con presentar una resolución del Senado para oponerse a la decisión de la administración, y acusó a la Casa Blanca de ser deshonesta sobre la naturaleza de la amenaza de ISIS.

"No conozco todos los detalles sobre la decisión del presidente Trump en el norte de Siria", tuiteó Graham, motivo por el cual él estaba en el proceso de programar una llamada telefónica con el secretario de Estado, Mike Pompeo, pero advirtió: "Si los informes de prensa son precisos, esto es un desastre en ciernes".

Graham también dijo que él y el senador demócrata Chris Van Hollen introducirán sanciones contra Turquía si el aliado de la OTAN invade Siria. Él agregó que espera que tales sanciones obtengan una mayoría de dos tercios, suficiente para anular un veto de Trump.

"Una retirada precipitada de las fuerzas estadounidenses de Siria solo beneficiaría a Rusia, Irán y el régimen de Assad", dijo el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, en un comunicado. 

Él instó al Presidente a "mantener unida nuestra coalición multinacional para derrotar a ISIS y evitar conflictos significativos entre nuestro aliado de la OTAN Turquía y nuestros socios locales contra el terrorismo sirios".

Trump tendría que perder el apoyo de al menos 20 senadores republicanos para ser destituido si la Cámara Baja realiza la acusación en el juicio político eventual.

Trump intentó sofocar la disidencia, tuiteó que fue elegido para terminar con las "guerras interminables" de USA y amenazó a Turquía. "Como he dicho antes, y solo para reiterar, si Turquía hace algo que yo, en mi gran e inigualable sabiduría, considero que está fuera de los límites, destruiré totalmente la economía de Turquía (¡lo he hecho antes!)", escribió Trump.

Trump también dijo que Turquía debe "vigilar" a unos 12.000 combatientes del Estado Islámico capturados y decenas de miles de sus familiares que viven en cárceles y campamentos en territorio controlado por los kurdos.

Otro republicano del Senado que rechazn la decisión del Presidente es Marco Rubio, de Florida.

La representante de Wyoming, Liz Cheney, miembro del liderazgo del Partido Republicano, calificó la decisión como un "error catastrófico". 

La republicana de Nueva York, Elise Stefanik, quien regresó recientemente de un viaje bipartidista a la región, se unió a una declaración con representantes demócratas condenando la "decisión precipitada" de Trump.

"Esta decisión no solo desestabilizará aún más la región, sino que hará que sea más difícil para Estados Unidos reclutar aliados y socios para derrotar a grupos terroristas como ISIS", dijo el comunicado.

Sí aprobó la decisión de Trump, Rand Paul, republicano de Kentucky, quien hace mucho tiempo solicitó la retirada de las tropas de Siria y Afganistán.