Leído

LAS ÉLITES TIENEN LA CULPA

El plan para erradicar a la raza blanca: Genealogía de un delirio conspirativo

Lun, 05/08/2019 - 4:48pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Será un ataque "en respuesta a la invasión hispana de Texas", habría anunciado el asesino de El Paso antes de disparar, en un documento publicado online. Detrás de sus acciones estaría la teoría de la conspiración del genocidio blanco o "El Gran Reemplazo", la misma que inspiró a los atacantes de las mezquitas de Nueva Zelanda, y de la sinagoga de Pittsburgh, el año pasado. Las élites, dominadas por los judíos, están intentando sustituir a la raza blanca por personas de otros pueblos, apunta este delirio paranoico no exento de elementos del antisemitismo tradicional. Las mujeres blancas, por otro lado, también tienen su cuota de culpabilidad en este "plan" para erradicar a esta raza, al no querer tener más cantidad de hijos. Musulmanes, judíos, inmigrantes latinos o negros; todos son potenciales objetivos para quienes suscriben a esta teoría conspirativa.

Contenido

En menos de 24 horas, entre el sábado 3/8 y el domingo 4/8, 2 tiroteos en El Paso, Texas, y Dayton, Ohio, han dejado a al menos 29 personas muertas en USA. 

Si bien el motivo detrás del ataque de Dayton no está claro, en el caso del ataque de El Paso, Texas, que dejó a 20 muertos y 26 heridos, se cree que el asesino estuvo motivado por el odio racial.

Las autoridades informaron el domingo que el caso será tratado como terrorismo doméstico.

El tirador es el presunto autor de un documento publicado en la red social utilizada por la ultraderecha, 8chan, en el que habla de la "sustitución cultural y étnica producto de una invasión", en referencia a la inmigración hispana en USA.

El documento de 4 páginas, que habría sido posteado 20 minutos antes de que la policía recibiera la alerta sobre lo que estaba pasando en el Walmart de El Paso, también expresa apoyo por el atacante que mató a 51 personas en 2 mezquitas de Christchurch, Nueva Zelanda, en marzo.

"En este momento tenemos un manifiesto de este individuo que hasta cierto punto indica que tiene un nexo con un posible crimen de odio", confirmó el jefe de policía de El Paso, Greg Allen, en una conferencia de prensa.

En USA los medios discuten si tiene o no responsabilidad el Presidente Donald Trump, por su frecuente retórica racista, en los hechos recientes.

Pero el movimiento detrás del presunto atacante -identificado como Patrick Crusius- es anterior y merece un análisis.

Existe una teoría supremacista blanca, llamada "El Gran Reemplazo" -también habría escrito sobre el tema el atacante de las mezquitas en Nueva Zelanda-, que sostiene que las élites están intentando destruir a la raza blanca, reemplazándolos por inmigrantes hispanos y refugiados.

El ataque del año pasado a la sinagoga de Pittsburgh también estuvo motivado por el mismo discurso, ya que quienes hablan de que USA está siendo invadida por los hispanos, en lo que leen como una conspiración destinada a sustituirlos, creen que los judíos están detrás de esto. Antes de la matanza, su autor Robert Bowers posteó en redes sociales sobre inmigrantes "invadiendo" USA y llamó al pueblo judío "el enemigo de los blancos".

Según la revista Time, las menciones en redes sociales a "El Gran Reemplazo" han aumentado de 120.000 en 2014 a 330.000 en 2018.

En 2017, supremacistas blancos marchando en Charlottesville, Virginia, cantaban los siguientes eslóganes: "No nos reemplazarán" y "Los judíos no nos reemplazaran".

Tras el ataque en El Paso, explica Dan Rowe, de The Spinoff, el páginas como 8chan, los usuarios estaban divididos entre aquellos que festejaban el ataque, llamando a su autor "nuestro hombre" y considerándolo "un santo", y aquellos que apoyaban el ataque pero cuestionaban su posible ascendencia judía.

Para buscar el origen de esta teoría conspirativa, explica Wikipedia, hay que atravesar el océano y remontarse al año 2012, a la publicación del libro de Renaud Camus que lleva el mismo título que la teoría. Allí el autor planteaba la vocación de las élites de reemplazar a la población blanca francesa -y a la población blanca europea en general- por no europeos (árabes, africanos, etcétera) a través de la inmigración masiva y el crecimiento demográfico. Camus y otros conspiracionistas atribuyen este proceso a políticas intencionales de organismos tales como la Unión Europea.

Los antecedentes del propio Camus -llamado el "padre de la doctrina del gran reemplazo" por el Southern Poverty Law Center, serían la novela de 1973, El campamento de los santos, de Jean Raspail, donde se describe el colapso de la cultura occidental debido a un "maremoto" migratorio del Tercer Mundo, y la teoría de Eurabia desarrollada por la escritora suizo-israelí Bat Ye'or en 2005, según Wikipedia.

"La teoria de 'El Gran Reemplazo' no se refiere a la amenaza al empleo, sino al color de piel de la población", escribió Jacob Daby, investigador en el grupo anti-odio ISD.

La teoría original de Camus no incluye el elemento antisemita, que fue incluido después. Varios movimientos de extrema derecha de Occidente replicaron la retórica de la teoría del Gran Reemplazo, también conocida como teoría de la conspiración del genocidio blanco, añadiendo el feminismo y los derechos de los gays como factores contribuyentes.

Para los supremacistas, explica el NZ Herald, el plan para erradicar a la raza blanca del planeta se ve fortalecido por el hecho de que las mujeres blancas no quieren tener muchos hijos. Esto inspira otro de sus lemas: "Debemos asegurar la existencia de nuestro pueblo y el futuro de los niños blancos", declaran.

"En sus mentes, en el choque de civilizaciones, los hombres blancos están en una posición más débil porque las mujeres no están haciendo el trabajo de reproducirse", dijo el profesor Arun Kundani al diario The New York Times.

Tras la marcha de Charlottesville en 2017, Camus dijo que no apoyaba el nazismo ni la violencia, pero que entendía por qué los estadounidenses blancos podían llegar a sentir por enojo porque estaban siendo reemplazados.

Otros casos inspirados por esta teoría incluyen el ataque a una mezquita en Quebec, Canadá, donde un supremacista blanco mató a 6 personas en 2017. Alexandre Bissonnette, quien se declaró culpable por el hecho, dijo a la policía que decidió atacar a los musulmanes luego de que el Primer Ministro, Justin Trudeau, dijera que su gobierno recibiría inmigrantes.

En 2018, el nacionalista Gregory Bush mató a 2 empleados negros en una tienda de Louisville. Mientras se estaba yendo, Ed Harrell, residente del lugar, dijo que fue a buscar su revólver y que Bush le dijo: "No me dispares. Los blancos no disparan a otros blancos."

Mientras que los objetivos difieren -algunas veces han sido los negros, otras los latinos, otras los judíos- estos ataques comparten haber sido inspirados por la misma teoría conspirativa.