Leído

NO HUBO NEGOCIO CON PORTUGAL

El País de España en la lona frente al deterioro del mercado: Pedro Sánchez en alerta

Mie, 11/03/2020 - 6:06pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los medios también sufren el deterioro que sintió el mercado durante los últimos años y últimos días específicamente. Es así que este miércoles, el grupo de medios español, PRISA, perdió una gran oportunidad de negocio cuando el comprador portugués: Cofina, renunció al acuerdo que existía entre ambas partes de cara a la compra de la parte de PRISA en Portugal. Esto comenzó un conflicto entre ambas partes donde además están involucradas figuras como Ana Botín, la presidenta del Banco Santander y en consecuencia, Pedro Sánchez, el presidente de España.

Grupo Prisa en España
prisa.jpg
Grupo Prisa en España.
Contenido

Este miércoles 11/03 ocurrió uno de los primeros grande escándalos en la industria de los multimedios, más exactamente en Europa. PRISA es el mayor grupo de medios de comunicación de contenidos informativos, culturales y educativos en España e Hispanoamérica, pero ahora está metido en un problema cuando de la noche a la mañana se quedó sin comprador de Media Capital, su filial en Portugal.

Según dieron a conocer los medios locales, el grupo portugués, Cofina, habría negociado la compra del Grupo Media Capital en septiembre de 2019, acuerdo que luego se vio atravesado por unas modificaciones que terminaron de ultimarse la pasada Navidad. Sin embargo, sin previo aviso, el gigante portugués decidió retirarse, dejando a PRISA en un gran problema de financiación. Aunque no debería ser tan fácil.

Desde Cofina la única explicación que dieron fue que la compra que tendría que haber ocurrido por 123 millones de euros, sería cancelada porque las condiciones del mercado están deterioradas actualmente. Si bien es cierto, teniendo en cuenta el estallido del Coronavirus en Europa y la guerra por los precios del petróleo en Arabia Saudita, no es excusa suficiente para salir de una negociación que no preveía este futuro. 

En consecuencia, desde el grupo español, ya explicaron que se “iniciará a partir de este momento todas las acciones frente a Cofina previstas bajo el contrato de compraventa”, aseguró el comunicado publicado por PRISA. Mientras tanto, de acuerdo a lo que explican desde el diario EL PAÍS (propiedad de PRISA), el grupo se verá obligado a cambiar sus objetivos principales, desactivando inversiones que no se consideren necesarias para poder cubrir otras. 

Mientras comienza a pensar en opciones para financiar la filial portuguesa que dependía de la nueva inyección de capitales que vendría de la nueva compra. Recordemos que Media Capital está prácticamente fundida y sin un futuro claro. En consecuencia, el fracaso de la negociación tuvo un impacto en la Bolsa y las acciones de PRISA cayeron hasta un 14%. 

El escándalo ya estalló y ya existe, y si bien a PRISA le va a ser difícil salir, sobretodo cuando los mercados están revolucionados a nivel global, no todo está perdido para las autoridades ya que quien actualmente está a cargo de la situación es nada más y nada menos que Ana Botín, la presidenta del Banco Santander, teniendo en cuenta que la entidad es uno de los principales acreedores del grupo a pesar de tener sólo tiene el 4,1% del multimedio. Y en consecuencia, el gobierno español de Pedro Sánchez. 

Tengamos en cuenta PRISA tiene medios a nivel internacional, pero en España es el grupo que está detrás de gigantes como el diario El País o Canal+, dos de las plataformas de noticias que más sostienen al gobierno de turno. Es por eso que no sería una sorpresa que la Moncloa (casa de gobierno en España) haga malabares para salvar a su diario de cabecera. Eso también significa que el gobierno no estaría dispuesto a entregarlo a cualquier mano internacional.