Leído

ATAQUE AL PUEBLO KURDO

El mundo reaccionó a la ofensiva turca: Trump amenaza con "destruir su economía"

Mie, 09/10/2019 - 8:32pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El presidente norteamericano Donald Trump, a pesar de haberle dado luz verde a Turquía para ir sobre los kurdos, al soltarles la mano a sus protegidos en Siria el pasado lunes 07/10, parece haberse arrepentido y ahora amenaza al gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan con sanciones económicas si con sus ataques aéreos y terrestres acaba destruyendo a las fuerzas kurdas. ¿Quién lo entiende al presidente Trump? Claro que en el medio aparecieron las presiones por parte del Partido Republicano. En tanto en Siria, las fuerzas kurdas y turcas se enfrentaron muy cerca de las ciudades, específicamente de Tal Abyad y alrededor del mundo los países reaccionan.

Contenido

Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía anunció el comienzo de la ofensiva sobre el territorio en la frontera con Siria ocupado por los kurdos, el grupo que habita en el norte de Turquía, junto a la frontera con Siria y a los cuales el gobierno turco considera terroristas y que además representan el Estado Islámico de esa región del país. Horas después el mundo comenzó a reaccionar, los primeros por supuesto fueron Estados Unidos, quienes condenaron el accionar turco y hasta amenazaron con sanciones económicas. 

"Eliminaré su economía si eso sucede", aseguró este miércoles 09/10 a última hora el presidente Donald Trump cuando una periodista le preguntó por el accionar turco en Siria y por la posible total destrucción del grupo que hasta hace menos de una semana apoyaba Estados Unidos. "Espero que actúe racionalmente", concluyó el mandatario para luego referirse a una vez anterior donde las sanciones de Trump fueron impuestas a Turquía por la detención de un ciudadano norteamericano. 

Si bien desde un principio Trump aseguró que Estados Unidos rechazaba la violencia contra los kurdos, recordemos que fue él y su administración los que decidieron soltarle la mano a sus aliados en Siria. De la noche a la mañana Trump decidió darle luz verde a Turquía para avanzar contra sus aliados. Esto fue un gran movimiento de traición por parte de Estados Unidos, teniendo en cuenta que abandonó a sus defendidos en la guerra en Siria y contra el ISIS. Claro que luego de la decisión comenzaron las presiones, sobre todo por parte del Partido Republicano que consideró esta acción como imprudente y en contra de la política exterior que mantuvo Estados Unidos en los últimos años. 

A esto se le sumó la presentación del proyecto con el que ya venía amenazando el senador republicano, Lindsay Graham, quien anunció, asociando con el senador demócrata Chris Van Hollen, es decir una medida bi partidista, una sanción al gobierno turco a menos que "cada 90 días", la Casa Blanca diga al Congreso cuales son los exactos movimientos de Turquía en cuanto al territorio sirio. En otras palabras, controlar que no se este operando militarmente contra los kurdos, y menos ganando territorio en Siria.  

"La medida también prohibiría a las entidades extranjeras apoyar la producción de energía turca utilizada por sus fuerzas armadas y requeriría un informe sobre el patrimonio neto del presidente turco", explica el documento presentado por Graham.

En tanto la situación en el norte de Siria se sigue complicando ya que lo que había empezado esta mañana con ataques aéreos, luego continuó con ataques terrestres cuando los vehículos blindados turcos y los tanques cruzaron a Siria el miércoles después de que los F-16 turcos y las unidades de artillería atacaran posiciones kurdas. 

Sin embargo Estados Unidos no fue el único en tomar decisiones luego de los ataques. Por supuesto que desde los Emiratos Árabes condenaron los ataques, y según el comunicado emitido por la agencia de noticias estatal, el canciller amiratí calificó el ataque como "un movimiento flagrante e inaceptable contra la soberanía de un estado árabe en contravención de las normas del derecho internacional". A estos dichos se le sumó la condena de la Liga Árabe que aseguró que los distintos Minsitros de Relaciones Exteriores se reunirán para discutir la situación.

A estos le siguieron el Reino Unido, Arabia Saudita e Irán. El primero aseguró que los ataques en la frontera eran una violación flagrante de la unidad, independencia y soberanía de los territorios sirios", para después expresar en la cuenta oficial de Twitter de la cancillería la preocupación por la "paz y la seguridad regional". Por parte de Irán, no hubo dichos lapidarios pero sí el presidente del Parlamento, Ali Lajirani decidió cancelar su visita a Ankara en las próximas semanas.