Leído

SCOTT MORRISON

El líder ultra católico de Australia no sigue los consejos del Papa y va contra Thunberg

Mie, 25/09/2019 - 8:15pm
Enviado en:
Por Urgente24

Durante la cumbre de la Asamblea General de las Naciones Unidas, habló nada más y nada menos que la joven y líder activista contra el cambio climático, Greta Thunberg, quien no solamente arremetió contra los políticos, sino que también se cruzó cara a cara con su enemigo, Donald Trump. Pero al parecer, Trump no es el único crítico de la niña sueca, ya que se sumó el Primer Ministro australiano, Scott Morrison. El mismo es un hiper católico conservador que presentará su libro Amén en el próximo Desayuno de Oración Nacional en Canberra, pero que a la vez es un escéptico de Thunberg, algo que al Papa Francisco I, el 1º defensor del medio ambiente, no le debe gustar mucho.

Contenido

"Has robado mis sueños y mi infancia con tus palabras vacías", dijo Greta Thunberg a los políticos durante su discurso en la Asamblea por el Cambio Climático de las Naciones Unidas. Si bien algunos pensaron que su discurso fue emocionante, otros aseguraron que había sido agresivo, egoísta e innecesario. Entre los críticos, no solo estuvo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el brasileño, Jair Bolsonaro, sino que quien también se sumó fue el Primer Ministro australiano, Scott Morrison.

Morrison fue electo en 2018 y se desempeña como líder de Australia desde entonces, aunque es conocido por su devoción religiosa y católica, tanto que en las próximas semanas publicará su primer libro llamado: Amén. Sin embargo, asegura que todo el debate sobre el cambio climático, y los problemas que este significa causan una "ansiedad innecesaria" en los niños de su país, al igual que en todo el mundo. Teniendo en cuenta que muchos de los jóvenes seguidores de la activista de 16 años, marchan y faltan al colegio todos los viernes para protestar por el cambio climático.

"Entiendo que las personas se sienten fuertemente acerca de esto, pero creo que también tenemos que hacer un balance, tenemos que asegurarnos de obtener un contexto y una perspectiva adecuados", dijo el mandatario sumándose a las acusaciones que rondaban hacia Thunberg en las redes sociales, acusándola de "agresiva" y de "ser solo una niña" para hablar de los temas que habla. Pero al menos alguien lo hace e intenta poner a los líderes mundiales en jaque, ya que nos guste o no, son ellos quienes tiene el poder de decisión para cambiar la situación del planeta.

“Quiero que los niños que crecen en Australia se sientan positivos con respecto a su futuro, y creo que es importante que les demos la confianza de que no solo tendrán un país maravilloso y un entorno prístino para vivir, sino que también tendrán una economía para vivir", continuó Morrison para después explicar que no quiere que los niños del futuro se preocupen por estas cosas, como restándole importancia al asunto. Sin embargo, el mismo también se comprometió a alcanzar emisiones de efecto invernadero "cero" de cara al año 2050. Aunque no se sabe si ya será muy tarde.

Pero por otro lado, los dichos del australiano sorprenden tanto, teniendo en cuenta su devoción por la religión católica y por la figura del Papa, ya que Francisco I es un fanático de la niña sueca y uno de los mayores defensores de la lucha contra el cambio climático. Es tan así que cuando el Sumo Pontífice conoció a Thunberg la alentó a continuar con su lucha contra el medio ambiente y ella le agradeció por su compromiso.

No solo eso, sino que el Papa Francisco, en el marco de la cumbre de la ONU del pasado lunes 23/09, dijo a los líderes mundiales que tienen que enfrentar el desafío del cambio climático ya que nos compete a todos, es un "desafío de civilización", explicó el líder religioso de alguna forma cuestionando a la falta de  inciativas de los líderes en el marco del cambio climático. 

"Con honestidad, responsabilidad y valentía tenemos que poner nuestra inteligencia al servicio de otro tipo de progreso más sano, más humano, más social, más integral, que sea capaz de colocar la economía al servicio de la persona humana, construir la paz y proteger el ambiente", explicó el Papa en su encíclica sobre el cambio climático, el Laudato Sí, en 2015. Este documento es cuasi obligatorio para todo católico, pero al parecer el Ministro Morrison no lo consultó. "La ventana para una oportunidad está todavía abierta". Todavía, todavía estamos a tiempo", concluyó el pontífice.

Ahora, el australiano debe presentar su libro titulado, "Amén: una historia de oración en el Parlamento", en el próximo Desayuno de Oración Nacional, en Canberra (ciudad capital de Australia), donde los referentes políticos del país y de otros países, teniendo en cuenta que tiene su origen en la política norteamericana, como lo refleja el documental de Netflix: The Family, donde el Estado y la religión van de la mano y que hoy el grupo está muy vinculado con Donald Trump. Aunque este acto llegará el próximo 14/10, luego de criticar a la gran defendida del Papa.

El Primer Ministro de Australia no tuvo su lugar para hablar durante la asamblea, así había adveritdo el Secretario General de la ONU, Antonio Gutrres, ya que solamente los países con planes de acción climática podrían intervenir y dar su punto de opinión, y por ahora Australia no es el caso. En conscuencia, dio su opinión luego frente a periodistas. 

"Siempre me ha gustado que los niños sean niños. Y tenemos que dejar que los niños sean niños. Tampoco podemos tenerlos creciendo como hongos, pero al mismo tiempo creo que tenemos que poner un poco de contexto y perspectiva en esto", concluyó el mandatario al referirse a los dichos de Thunberg.