Leído

TODO PARADO

El Coronavirus: un empujón al fracaso de Europa y ¿el fin de la economía italiana?

Jue, 27/02/2020 - 1:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

El Coronavirus avanza todos los días a través de más ciudades y países alrededor del mundo, ya impactó en Estados Unidos, pero la última región más preocupante fue Europa, España e Italia específicamente. El golpe llega en el peor momento para la Unión Europea, donde no se pueden poner de acuerdo en cuanto a un presupuesto e Italia todavía no sabe cómo salir de su actual crisis política y económica pre Coronavirus.

Coronavirus en el norte de Italia.
Contenido

Este miércoles 26/02, el presidente Donald Trump se vio obligado a hablar públicamente con respecto a la situación del Coronavirus a nivel internacional, es por eso que convocó una conferencia para esta tarde. Si bien en Estados Unidos la situación no es tan alarmante como en Europa, muchos científicos aseguran que el virus llegará a los países de América más pronto de lo que se piensa. Aunque los planes de Trump fueron adelantados por una fuente familiarizada con la discusión. 

Todo indica que Trump quiere ir por el nombramiento de un "Zar", un título político informal en el gobierno donde se le otorga a una persona más poder para controlar una situación, en este caso, para manejar la crisis del Coronavirus. Si bien desde la administración lo negaron, todavía no hay nada concreto. 

Donde si hay razones para preocuparse y actuar con inmediatez es en Europa, específicamente en Italia y España, dos de los países más afectados por el virus que comenzó en China y ya se expandió por gran parte del planisferio. Los principales afectados se encuentran en el norte de Italia: la región de Lombardía y Véneto. Aunque el gran problema más allá de los infectados es la economía y la destabilización que se espera y que actualmente existe en el país. 

La tercera potencia económica de Europa, después de Alemania y Francia, claro dejando de lado al Reino Unido cuya partida dejó un agujero difícil de llenar en la Unión Europea, ya estaba envuelta en una crisis económica y política antes de la llegada del Coronavirus, en consecuencia, según lo que aseguran los analistas, el Coronavirus podría llevar a Italia a la cuarta recesión desde la gran crisis de 2008.

Recordemos que la crisis política que estalló en Italia a mediados de 2019 y fue empeorando con el correr de los meses, llevó al país a una gran crisis económica, impulsada por supuesto por los fracasos de los 27 en establecer un presupuesto de cara al próximo período: 2020-2027, el Brexit y el crecimiento de la figura de extrema derecha en Italia, Matteo Salvini. Esto último llevó, entre otras cosas, a la renuncia del líder del partido gobernante: Luigi di Maio, el establecimiento de una nueva alianza de gobierno y la salida de Salvini como Ministro del Interior. 

Claro que en medio del desastre, muchos atribuyen la crisis a la falta de un Banco Central y moneda propia, teniendo en cuenta que dependen del Banco Europeo, el euro y las decisiones que quiera tomar Angela Merkel. Aunque esta última es la lucha constante entre los miembros de la Unión Europea. A esto se le suma, problemas en la política fiscal, crecimiento casi nulo en los últimos años y la elevada deuda pública que no puede ser modificada. 

"Afectará a todos. En última instancia, nuestro negocio, de hecho, creo, la mayoría de los negocios en el mundo de hoy, es parte de un ecosistema vibrante. Si cierra una parte de ese ecosistema, inevitablemente tendrá efectos en otras partes ", explicó a The New York Times, Antonio Falchetti, el dueño de MTA Advanced Automotive Solutions, la compañía que fabrica piezas para los sistemas eléctricos de automóviles en Italia. 

Aunque esto no es lo más grave, sino que Milán, la ciudad más afectada, es el gran centro comercial del país y está prácticamente paralizada. Según analizan desde el Financial Times, es más conveniente que Italia enfrente la crisis y haga lo que tenga que hacer para contener el virus, antes que este se propague y tenga efectos en otros países como Alemania, lo que sería un daño aún mayor para la economía regional e internacional.