Leído

LAS RECOMENDACIONES

El coronavirus arrasó con las fronteras y ya dejó más muertos fuera que dentro de China

Lun, 16/03/2020 - 10:10am
Enviado en:
Por Urgente24

Finalmente, llegó el día en que los muertos fuera de China por COVID-19 superó las de adentro. Si bien sigue siendo el país con mayor cantidad de afectados, el epicentro de la pandemia se corrió. "Hay que prepararse para cualquier escenario", dijo la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, antes de conocerse las cifras de esta mañana. Y allí está la clave: "cómo prepararse". La OMS dio una serie de recomendaciones, el problema fue que los países no se tomaron el virus en serio... ¿Cómo se repara ese brutal error?

Ya hay más muertos fuera que dentro de China.
Contenido

Las muertes por coronavirus fuera de China ya superaron las de adentro, luego de que el centro de la pandemia se moviera decisivamente hacia Estados Unidos y Europa y obligara a un número creciente de países a limitar los viajes y las reuniones para contener la propagación.

Según publicó 'The Wall Street Journal', más de 3.300 personas de países como Italia, Irán y España habían muerto a causa del nuevo coronavirus a primera hora del lunes, en comparación con unas 3.200 en China, según cifras compiladas por la Universidad Johns Hopkins.

La pandemia, originada en la ciudad china de Wuhan, ya acabó con la vida de más de 6.500 personas y dejó a cerca de 170.000 contagiadas a nivel global, según datos oficiales recopilados por la mencionada institución.

El balance global actualizado asciende, más precisamente, a 6.513 víctimas mortales y 169.378 personas contagiadas en más de 140 países y territorios de todo el mundo. El número de personas que se han conseguido curar de COVID-19, la enfermedad generada por el coronavirus, se eleva a 77.257.

China se mantiene como el país más afectado, con más de 81.000 personas contagiadas y más de 3.200 víctimas mortales, con un total de 67.843 personas curadas. Italia continúa en segunda posición, con más de 24.000 contagios, 1.809 víctimas mortales y 2.335 personas curadas.

Irán es el tercer país más afectado por el nuevo coronavirus, con 13.938 casos, 724 muertos y 4.590 personas curadas. En cuarta posición se sitúa Corea del Sur, que en las últimas semanas ha conseguido contener el brote y frenar su expansión, con 8.162 personas contagiadas, 75 víctimas mortales y 834 personas recuperadas.

En quinto lugar está España, que suma más de 7.800 personas contagiadas, más de 290 muertos y más de 500 personas curadas, según los datos actualizados a las 8.30 horas de hoy. Detrás de España, Alemania suma más de 5.800 personas contagiadas y trece víctimas mortales, mientras que Francia se sitúa con 5.437 positivos y 127 muertos.

A continuación, Estados Unidos acumula más de 3.700 personas contagiadas y 69 víctimas mortales. Suiza suma más de 2.000 casos positivos y 14 muertos, seguida por Dinamarca, con más de 1.700 contagios y 2 fallecidos. Reino Unido, por su parte, acumula 1.395 casos positivos, con 35 víctimas mortales. Noruega, Países Bajos y Suiza completan la lista de países con más de un millar de personas contagiadas.

De esta manera, Europa "se convirtió en el epicentro de la pandemia" del coronavirus covid-19, de acuerdo con la OMS, con especial incidencia en Italia y España, que actualmente, y por el número de afectados, están en el ojo del huracán de la enfermedad.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmó el viernes (13/03) que "el número de casos y muertes notificados diariamente en Europa supera al del resto del mundo, con excepción de China" e incluso "es mayor que el que tenía este último país "en el momento más álgido de la epidemia", dijo Tedros.

Además, subrayaba que la situación que en estos momentos se vive en Europa puede repetirse en cualquier otro país o región del mundo.

A la pregunta de cuándo se estima que se alcanzará el pico de contagios en el mundo, la jefa de la unidad de enfermedades emergentes de la OMS, María Van Kerkhove, dijo que esto no se puede predecir, pero que "hay que prepararse para cualquier escenario".

"Es la crisis sanitaria más grave desde hace un siglo", dijo el presidente francés Emmanuel Macron.

"La emergencia social y sanitaria por el coronavirus crea circunstancias extraordinarias" para dotar al Ejecutivo de "poderes extraordinarios", afirmó el presidente del Gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

"Estamos solo en la primera fase" del combate al coronavirus y "no cabe descartar" que en la próxima semana los casos de contagio superen los 10.000, alertó Sánchez, quien dijo que "tardaremos semanas, va a ser muy duro y difícil, pero vamos a parar el virus".

El Gobierno de Portugal implantó el viernes también el estado de alerta en el país para actuar frente a la crisis, que ya ha llevado a anunciar el cierre de colegios y discotecas y limitación de aforo en restaurantes.

El primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, decidió posponer un año las elecciones locales previstas para el próximo 7 de mayo en Inglaterra, incluida la alcaldía de Londres, debido a la crisis del coronavirus. La decisión llega después de que la Comisión Electoral británica -organismo regulador de los procesos electorales- alertara el jueves de que los comicios deberían retrasarse al menos hasta el próximo otoño a fin de "mitigar" el impacto del covid-19.

Los dirigentes del G7 celebrarán hoy una cumbre extraordinaria por videoconferencia para coordinar su respuesta ante la crisis del coronavirus, anunció el viernes el presidente francés. Macron indicó en 'Twitter' que la decisión se tomó tras intercambiar llamadas con su homólogo estadounidense, Donald Trump, y con los jefes de Gobierno de Alemania, Canadá, Italia, Japón y Reino Unido, integrantes también de ese grupo de grandes potencias.

Entre 160 y 214 millones de casos y de 200.000 a 1,7 millones de muertos. Ese es el peor escenario de la expansión del coronavirus en Estados Unidos, según proyecciones de funcionarios de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), que fueron publicadas el viernes por el 'New York Times'.

Según ese peor escenario posible, la epidemia podría prolongarse durante meses o incluso más de un año, con brotes concentrados en distintas comunidades alrededor del país.

En este marco, el 'Global times' publicó una serie de críticas hacia los países que, sostiene, no ha tomado el virus "en serio": 

Comienza aclarando que muchos países "bajaron la guardia desde el principio, sin precauciones reales contra la posibilidad de que la epidemia pudiera ocurrir en sus países y explotar como lo hizo en Wuhan. Italia canceló todos los vuelos directos a China hace mucho tiempo, creyendo que la medida sería efectiva. Por lo tanto, el país ha relajado su vigilancia a pesar del hecho de que el virus podría propagarse de varias maneras". 

Luego, afirmó que "los países europeos y norteamericanos no tomaron medidas preventivas en la prevención y control de epidemias", y que en cambio, sus movimientos fueron siempre "un paso después de la propagación de COVID-19".

Por otra parte, criticó que "el grado general de movilización en las sociedades europeas y americanas es bajo". Afirmó que "sus gobiernos han estado cediendo al deseo de su pueblo de no renunciar a sus intereses en la vida cotidiana, al tiempo que no otorgan más importancia al deseo del público de poner bajo control el COVID-19. Algunos gobiernos no han jugado un papel decisivo en la lucha contra el virus por consideraciones económicas y políticas". 

Finalmente, sostuvo que al explicar por qué no están tomando medidas más estrictas, "los gobiernos de algunos países declararon que aún no es el momento. Pero la situación en los países gravemente afectados muestra que sería demasiado tarde para tomar medidas adicionales cuando tuvieran que hacerlo".

Recuerda también que la OMS ha proporcionado alguna orientación sobre qué hacer, y sin embargo, "algunos países no los tomaron en serio". 

De allí que concluye con una fuerte recomendación de que los "países de todo el mundo deberían mejorar la cooperación y formar un patrón unificado en la lucha contra la epidemia. Se deben excluir diferentes intereses y factores geopolíticos durante el proceso. El intercambio de experiencias debe trascender la competencia entre países para ayudar al mundo a ser más científico y con visión de futuro en la batalla del coronavirus.

Estados Unidos debería mostrar una actitud más proactiva en la promoción de la colaboración entre países para combatir la pandemia. Hasta ahora, el desempeño de Washington no merece su influencia global, que a su vez ha impactado sus propios intereses. Es hora de que el país se ajuste".