Leído

CAMINO A LAS ELECCIONES 2020

El caos estalla alrededor de Trump cuando la extrema derecha y la izquierda lo atacan

Mar, 02/06/2020 - 8:20pm
Enviado en:
Por Urgente24

En medio de los disturbios y el descontento social en Estados Unidos tanto grupos de extrema derecha como de extrema izquierda son los que están descontentos con la forma de en la cuál los altos político están gestionando las múltiples crisis que hoy ocurren en el país. Esto por supuesto es un golpe tanto para el Partido Demócrata como para los republicanos de la Casa Blanca teniendo en cuenta que de acuerdo a lo que aseguran los expertos y las encuestas, las posibilidades de reelección de Donald Trump se reducen todos los días mientras no intente ir por otros votantes más allá de su círculo rojo.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Contenido

Desde que estalló la crisis del Coronavirus y a pesar de que las cifras de la bolsa siguen subiendo, las encuestas de cara a las elecciones de noviembre 2020 reflejan que Joe Biden, el candidato del Partido Demócrata sería el próximo presidente de Estados Unidos logrando el objetivo de los demócratas de remover a Donald Trump de la Casa Blanca. La mayoría de los sondeos Biden le saca aproximadamente 10 puntos al republicano pero no todo está dicho. 

Claro que viendo el escenario actual de Estados Unidos es difícil ver a Donald Trump reelecto teniendo en cuenta que no solo decidió esconderse en un búnker cuando Washington DC estaba en llamas sino que también está cargando con una de las mayores crisis económicas en el país desde la Caída de la Bolsa de Wall Street en 1930. Tampoco nos podemos olvidar del Coronavirus claro ya que los contagiados ya son 1.800.000. Su desaprobación aumentó otros tres puntos porcentuales y se ubica en 53.6%, aseguran desde Bloomberg News. 

Si bien estas últimas condiciones enumeradas sin duda tendrán un impacto en los comicios, Barack Obama, George Bush y hasta Richard Nixon estaban detrás en las expectativas cuando luego fueron reelectos. Aunque lo que se suma y causa incertidumbre es como repercutirán las protestas sociales teniendo en cuenta que por un lado los grupos de extrema izquierda contra los que va Donald Trump en sus discursos tratándolos de comunistas, como Antifa, y Boogaloo Bois, de extrema derecha y de mayoría blanca, culpan a la cúpula política. 

"Este es realmente un intento más de la administración Trump para distraernos de problemas reales", dijo a la revista POLÍTICO, "David", un portavoz de Rose City Antifa de Portland, Oregon. Aunque el grupo "Oath Keepers" de extrema derecha también condenaron los dichos del presidente: "Trump necesita retractarse de esa declaración lo antes posible, afirmando que habló mal y no quiso decir que la Guardia Nacional debería dispararle a la gente por robar. El incendio provocado es un asunto muy diferente: es una fuerza letal porque provocar incendios puede matar", escribieron en su cuenta oficial de Twitter. 

Mientras ambos extremos están interviniendo en las protestas por George Floyd, Trump ataca a la extrema izquierda y los demócratas a la extrema derecha y Estados Unidos vuelve a ser el mismo escenario o peor del que existía en la campaña electoral en 2016. Más polarizado imposible. Aunque ahora la diferencia es que ambos extremos parecen ser críticos del presidente. Es así que ahora el problema de Donald Trump pasa por buscar una forma de atrapar al votante indeciso  teniendo en cuenta que desde el primer día de su aparición en la carrera política lo único que hizo fue inflar su causa y apelar a sus seguidores. 

Claro que a esto se le suma la presión del Partido Republicano que por supuesto quiere volver a ser oficialismo a partir de noviembre de 2020, sobre todo después de 8 años de la Casa Blanca de Obama. Sin embargo el presidente Donald Trump parece no tener idea alguna para donde enfocar sus próximas estrategias teniendo en cuenta que no solamente tardó días en dar una declaración oficial sobre George Floyd sino que también comenzó con una catarata de tweets como a los que está acostumbrado con un alto nivel de violencia.