Leído

ELECCIONES 2016

Dicen que alivia a Trump el informe Mueller pero los demócratas preparan ofensiva

Dom, 24/03/2019 - 2:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los principales demócratas de la Cámara de Representantes, que esperan ansiosamente los hallazgos del abogado especial, Robert S. Mueller III, insistieron en que sus propias investigaciones deben continuar independientemente de si el Departamento de Justicia acusa al presidente Trump de cometer delitos. Al esperar las “conclusiones principales” de la investigación de 22 meses, intentaron restar importancia a la investigación de Mueller sobre la interferencia de Rusia y los posibles vínculos con la campaña de Donald Trump como un esfuerzo relativamente estrecho que no exime al Congreso de su propia responsabilidad de supervisión. "El trabajo del Congreso es mucho más amplio que el de un abogado especial", dijo el representante Jerrold Nadler, de Nueva York, presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, a Fox News. "El abogado especial estaba buscando y solo puede buscar delitos. Tenemos que proteger el estado de derecho. Tenemos que buscar abusos de poder. Tenemos que buscar la obstrucción de la justicia. Tenemos que buscar la corrupción", anticipó.

Contenido

Robert Swan Mueller III es un abogado y funcionario público estadounidense que fue el 6to. director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de 2001 a 2013.

Mueller fue nombrado por George W. Bush y tomó posesión de su cargo el 04/09/2001. Mueller renunció el 04/09/2013, y fue reemplazado por James Comey.

En mayo de 2017, Mueller fue nombrado por el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, como fiscal especial que supervisa una investigación en curso sobre presunta intervención electoral extranjera por parte de Rusia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

El 14/06/2017, el diario The Washington Post informó que la oficina de Mueller también está investigando personalmente al presidente Donald Trump por posible obstrucción a la justicia, en referencia a la investigación rusa.

El 30/10/2017, Mueller presentó cargos contra Paul Manafort y Rick Gates. Los 12 cargos incluyen conspiración para lavar dinero, violaciones de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros de 1938 (FARA) como agente no registrado de un director extranjero, declaraciones falsas y engañosas de FARA y conspiración contra USA.

El 01/12/2017, Mueller llegó a un acuerdo con el ex asesor de seguridad nacional Michael T. Flynn, quien se declaró culpable de dar falso testimonio al FBI sobre sus contactos con el embajador ruso Sergey Kislyak.

Como parte de las negociaciones de Flynn, no se espera que su hijo, Michael G. Flynn, sea acusado, y Flynn está preparado para testificar que los altos funcionarios del equipo de Trump lo dirigieron a contactarse con los rusos.

El fiscal general de USA, William Barr, ya revisó el extenso informe entregado por el fiscal especial Mueller y se prevé que difunda este domingo un primer adelanto de las conclusiones sobre la investigación de dos años que hizo sobre los esfuerzos de Rusia para que Donald Trump fuera electo presidente.

Barr y el vicefiscal Rod Rosenstein, quien nombró a Mueller y supervisó gran parte de su trabajo, estuvieron durante 9 horas el sábado 23/03 revisando la información entregada.

Bajo las regulaciones del Departamento de Justicia, Barr está facultado para decidir cuánto divulgar públicamente. Barr ha dicho que quiere dar a conocer todo lo que pueda bajo la ley.

Durante de su pesquisa, que ha seguido a Trump durante casi 2 años y ha atrapado a su familia y colaboradores cercanos, el fiscal especial presentó cargos contra 34 personas y 3 compañías.

Mueller no recomendó realizar más acusaciones, dijo un alto funcionario del Departamento de Justicia, que destacó que, posiblemente, no se presenten más cargos criminales por esta investigación.

Los legisladores estadounidenses esperan obtener, en horas más, detalles de un informe confidencial sobre la investigación en relación con la intromisión rusa en las elecciones de 2016 que ha oscurecido el mandato del presidente Donald Trump y planteado dudas sobre una posible colusión entre la campaña republicana y el gobierno de Moscú.

El sábado 23/03/2019, el Mueller entregó su informe de 22 meses de investigación sobre el papel de Rusia en las elecciones de 2016.

Barr, principal autoridad de fiscalización, dijo que esperaba entregar un resumen de sus “conclusiones principales” para el fin de semana.

Inicialmente parecía haber buenas noticias para Trump y su círculo cercano, ya que Mueller no presentó ninguna nueva acusación cuando entregó el informe a Barr.

Eso indica que podría no haber más cargos criminales contra los socios de Trump sobre si la campaña del Presidente conspiró con Rusia para ayudar a asegurar la victoria sorpresa del hombre de negocios republicano contra la demócrata Hillary Clinton.

No se supo de inmediato nada sobre el contenido del informe de Mueller sobre otra línea de investigación: si Trump cometió obstrucción a la justicia para obstaculizar la investigación mediante actos como el despido del entonces director del FBI, James Comey, en 2017.

Las agencias de inteligencia de USA concluyeron poco antes de que Trump asumiera el cargo en enero de 2017 que Moscú se había entrometido en las elecciones con una campaña de piratería de correos electrónicos y propaganda online destinada a sembrar la discordia, perjudicar a Clinton y ayudar a Trump.

Silencio

En la localidad de Mar-a-Lago, en Florida, Trump permaneció inusualmente silencioso acerca de la finalización de la investigación.

Con frecuencia ha ridiculizado el trabajo de Mueller calificándolo como una “cacería de brujas” y ha negado tanto que hubiese colaborado con Moscú como obstruido la justicia. Rusia dice que no interfirió en la elección.

El portavoz Hogan Gidley dijo a los reporteros de la Casa Blanca que todavía no ha recibido información sobre el informe de Mueller.

El presidente no participó en eventos públicos el sábado y jugó al golf con el músico Kid Rock.

Los demócratas de la Cámara de Representantes han pedido la publicación del informe completo de Mueller, así como otros documentos que respaldan sus conclusiones, y han amenazado con emitir citaciones si es necesario.

Trump y su equipo aún enfrentan riesgos legales incluso si el informe no concluye la comisión de crímenes, y los demócratas del Congreso prometieron el sábado seguir investigando sus actividades.

Los negocios de Trump, su organización benéfica y la operación de transición presidencial siguen bajo investigación, dijo el senador Chris Coons, miembro del Comité Judicial del Senado.

Otros fiscales han trabajado en aspectos de la investigación de Mueller, en particular la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York, que investiga las prácticas comerciales y las transacciones financieras de Trump.

Bajo las regulaciones del Departamento de Justicia, Barr está facultado para decidir hasta qué punto divulgar públicamente el informe Mueller. Es una persona nombrada por Trump que asumió el cargo en febrero después de que el presidente despidiera a su antecesor, Jeff Sessions.

Barr, que anteriormente ejerció como fiscal general a principios de la década de 1990 bajo el mandato del presidente George HW Bush, dijo a los legisladores que está “comprometido con la mayor transparencia posible”.