Leído

CRISIS DE REFUGIADOS

Con Salvini afuera, la Unión Europea ya acuerda sobre una reforma migratoria

Lun, 23/09/2019 - 8:10pm
Enviado en:
Por Urgente24

Después de la salida del ex el vicepresidente de extrema derecha, Matteo Salvini, y sus políticas de migración que dejaba a refugiados en el medio del mar por días, una nueva ministra, Luciana Lamorgese, vino a tomar su lugar de titular en el Ministerio del Interior y ayudará en la gestión social de la inmigración. Es así que este lunes 23/09 se llevó adelante una cumbre entre los Ministros del Interior de Francia, Italia y Alemania para comenzar a pensar un reforma migratoria sobre los refugiados rescatados.

Rescate de refugiados en el Mar Mediterráneo
refugees.jpg
Contenido

Si bien no invitaron a España y a Grecia, que son dos de los países que mayor cantidad de inmigrantes reciben provenientes del norte de África, como Libia por ejemplo, 4 países europeos se reunieron este lunes 23/09 en Malta para poder llegar a un acuerdo y distribuir todas las personas que necesiten asilo. Es así que Alemania, Francia, Finlandia y la propia Italia, que estrena Ministra del Interior, comenzaron las negociaciones para un acuerdo de inmigración.

Tengamos en cuenta que la gran mayoría de los refugiados que llegan a las costas de estos países llegan por mar, especialmente a Italia, que llegan a a isla de Lampedusa. Sin embargo, cuando todavía estaba el ex vicepresidente y Ministro del Interior, Matteo Salvini, los migrantes podrían pasar semanas en el agua esperando por puerto, recordemos que el funcionario pertenecía al partido de extrema derecha italiano. Así se ganó el odio del Papa Francisco y de los grupos activistas.

Recordemos que a principios de julio se enfrentó con Carola Rackete, la líder del barco de la ONG, Sea-Watch 3, que desafió a las políticas italianas con respecto al rechazo de inmigrantes e ingresó a aguas territoriales sin autorización para no dejar a 42 migrantes en el camino. La misma fue detenida por órdenes de Salvini, luego liberada y obligada a dejar el país, pero no fue la única. La Italia e Salvini era, dentro de todos los países de la Unión Europea, es uno de los que tomó la postura más dura sobre la crisis de refugiados. Contrariamente a las ideas alemanas de la canciller Ángela Merkel que ocupa el tercer puesto en la lista de los países más abiertos a recibir inmigrantes. 

Es por eso que durante esta reunión, los países líderes de Europa establecieron las bases para lo que en futuro será una reforma migratoria, algo que por supuesto celebró Bruselas. Si bien todavía no hay nada formal, según las conclusiones de este lunes, el acuerdo será trasladado al Consejo de Ministros Justicia e Interior que se celebra en Luxemburgo la primer semana de octubre, donde se sumarían los demás países europeos.

La realidad es que cada vez son más los migrantes que quieren ingresar a Europa. Según un estudio difundido por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), en lo que va del 2019, ya ingresaron a Italia, España y Grecia, 70.151 inmigrantes que solo llegan al país vía el Mar Mediterráneo. Es por eso que el objetivo del acuerdo es dividirse la cantidad de inmigrantes que recibirá cada país.

"Agradecemos el hecho de que algunos estados han decidido considerar al menos temporalmente los derechos humanos en la frontera exterior de la UE. "Una cosa está clara: la distribución de las personas rescatadas debe ser incondicional y llevarse a cabo lo antes posible en el puerto de seguridad más cercano", publicó en su cuenta oficial de Twitter el grupo de rescate de refugiados, Sea- Watch.

En tanto, hoy en Italia, que como explicamos anteriormente era uno de los países más problemáticos, hay una nueva Ministra del Interior que al parecer es todo lo contrario a Salvini, empezando porque no tiene redes sociales y considera elaborar una nueva ley con respecto a las políticas migratorias. La misma se llama Luciana Lamorgese de 66 años y desde siempre crítico fuertemente el racismo y el antisemitismo, es por eso que se afianza a la idea de que acoger al diferente puede ser una riqueza para el territorio.