Leído

SE QUEDÓ EN BEIJING

Con barbijo incluido, Xi apareció en público por 1º vez tras el escándalo del Coronavirus

Lun, 10/02/2020 - 3:08pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mientras los casos de Coronavirus a nivel internacional ya son más de 40.000, y 900 los muertos en China continental, el presidente chino, Xi Jinping, quien no apareció públicamente en las últimas semanas decidió salir de su guarida y hacerle frente a la situación. El mismo visitó varios lugares en Beijing, ciudad capital, incluso hospitales públicos. Aunque claro, el daño al país y a los objetivos del gobierno, ya está hecho. En tanto, el crucero atrapado en el puerto de Japón ya registró 130 infectados.

Xi Jinping recorriendo las calles de Beijing entre el Coronavirus.
Xi Jinping recorriendo las calles de Beijing entre el Coronavirus.
Contenido

Las debilidades de China y del gobierno de Xi Jinping ya fueron expuestas cuando estalló la epidemia del Coronavirus hace casi 1 mes atrás. Si bien en un principio las autoridades del gobierno intentaron esconder y evitar producir alerta en cuanto a la existencia de un nuevo y peligroso virus que se propaga con rapidez, teniendo en cuenta que obligaron a un grupo de médicos a callar, no fue suficiente para el golpe que hoy está recibiendo China. 

Los planes de Xi de cara a 2020 no eran estos: encerrarse, desaparecer del ojo público e intentar ponerle freno a un virus que ya llegó a distintos países en Europa y Asia. A principios del 2020 lo único que le preocupaba al presidente chino era cerrar el acuerdo comercial con Estados Unidos y ganar las elecciones en Taiwán: lo primero fue un éxito y lo segundo un fracaso. Sin embargo todo se complicó cuando comenzaron a morir cientos de personas en la ciudad de Wuhan en China. En consecuencia, la ciudad en cuestión fue aislada y sacrificada. 

Así lo decidió el gobierno chino, y lo que al parecer también eligió fue mantener a su líder en cautiverio. Hasta este lunes 10/02. Mientras la cifra de infectados internacionalmente sube a 40.000 y los fallecidos ya son 900 en China continental, Xi se paseó por lugares públicos, incluidos hospitales pidiendole a la población que confíe en él. Claro que no se acerco a la ciudad de Wuhan. "Es un momento difícil, así que no voy a estrecharles la mano ahora", dijo a un grupo de personas en referencia a las formas de contagio del Coronavirus. 

Curiosamente, el líder supremo de China decidió hacer su aparición mágica justo el mismo día que un equipo de expertos de la OMS llegan a Beijing para discutir un plan para continuar el tratamiento de la epidemia, evitar que siga habiendo fallecidos y por supuesto estimular una mayor participación por parte del gobierno chino. 

Recordemos que la última vez que se lo vio a Xi en la televisión estatal nacional fue durante su reunión con el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, antes de que el grupo de las Naciones Unidas decida declarar la emergencia internacional. Aunque desde ese momento el contagio comenzó a avanzar en velocidades nunca antes vistas, luego Xi dio ordenes y recomendaciones en cuanto al virus y desapareció ante la crisis. 

En su recorrido de este lunes, el mismo acudió a hospitales y lo más cerca que estuvo de Whuan fue a través de una videollamada desde el Hospital Ditan de Beijing, donde se trata a pacientes con coronavirus en la capital china. Claro que es importante cuidar la vida del mayor líder nacional, es por eso que no se lo vio en público en las últimas semanas y ahora se muestra como el mejor amigo de los ciudadanos. “Mao Zedong solía mostrar el mismo patrón en tiempos de crisis. Pero de vez en cuando, tendría que mostrar su conexión con la gente", explicó a South China Morning Post, Chen Daoyin, un politólogo independiente y ex profesor con sede en Shanghai.

Por otro lado, por primera vez, Xi se refirió a la muerte del primer médico que predijo la llegada de una epidemia, Li Wenliang, quien murió la semana pasada al estar expuesto a trabajar con pacientes contagiados del Coronavirus. Lo más curioso es que según habían informado los medios locales, las autoridades gubernamentales habían decidido censurar las opiniones y comentarios de Wenliang para evitar difamaciones. Aunque al fin y al cabo eran verdades. 

Aunque claro, la desaparición de Xi en tiempos de crisis no es lo más alarmante, sino que el mismo sigue convencido de que esta gran epidemia no tendrá un gran impacto en la economía, mientras muchos expertos y analistas aseguran que si bien es temprano para comenzar a sentirlos, las consecuencias del Coronavirus existirán y serán palpables en el corto plazo. Tal es así que el crecimiento del país ya se espera que se reduzca del 6 al 5,4%. "Perdimos como dos, tres, cuatro semanas de tiempo en términos de tiempo de trabajo, en comparación con un primer trimestre normal, por lo que definitivamente tendrá un impacto en el PIB", explican expertos. 

Aunque a su vez, Xi da explicaciones para que ni los mercados ni la población se alarme al decir que es importante "seguir confiando firmemente en la perspectiva fundamentalmente positiva de la economía de China a largo plazo". "El impacto es solo a corto plazo, y no deberíamos tener miedo", explicó el presidente.