Leído

CAMBIO DE RUMBO

China y USA: Ayer se mataban, después una carta, ¿y después?

Dom, 12/05/2019 - 8:15pm
Enviado en:
Por Urgente24

Cuando hasta ayer parecía que la guerra comercial entre Trump y China dejaba de ser una amenaza para explotarle en la cara de ambos países con la suba de aranceles a la importación de productos chinos subieron de manera abismal, hoy parece completamente posible que las dos potencias económicas mundiales firmen un acuerdo a lo largo de esta semana. Qué pasó en las últimas 24 horas?

Xi Jinping y Donald Trump
xi y trump.jpg
Contenido

Este jueves 09/05, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump explicó que el mandatario de China, Xi Jinping, le escribió una "hermosa carta" en la cual le proponía trabajar juntos para lograr buenos resultados dejando atrás la guerra que iba a estallar hasta ayer.

Pero recordemos que hasta ayer, el miércoles 08/05, el presidente Donald Trump decidió ir adelante con la guerra comercial contra China y oficializó una suba de aranceles a la importación de prodcutos chinos que creció del 10% a los 25%, que se pondría en práctica a partir del viernes 10/05. 

A partir de mañana la mercancía importadas desde china a Estados Unidos aumentarán en US$ 200.000 millones al año, es decir si quieren acabar con el conflicto tendrá que ser al estilo de la Cenicienta, antes de medianoche. Lo que tal vez Trump no tuvo en cuenta es que los únicos afectados no serán los chinos, sino que también esto provocará un gran des balance en el mercado financiero mundial. 

Así lo dijo Chistine Lagarde, la directora generente del Fondo Monetario Internacional: "las tensiones comerciales constituyen una gran amenaza para la economía global". 

Es por eso que luego de la carta que Trump recibió por parte de Xi, el escenario parece haber cambiado, es más provocó que Trump hable acerca de una posible conversación telefónica entre ambos líderes. Además dijo que veía muy posible llegar a un acuerdo esta semana. 

"Rompieron el acuerdo. No pueden hacer eso, así que lo pagarán. No retrocederemos hasta que China deje de engañar a nuestros trabajadores y de robar nuestros empleos. No tenemos que hacer negocios con ellos. Podemos hacer el producto aquí mismo si es necesario. Como solíamos hacerlo. Recuerden como solíamos hacerlo", dijo Trump al momento de anunciar el crecimiento de aranceles, con su verborragia tan característica. Para luego desdecirse 24 horas después y cambiar las especulaciones de mercado.

Mientras tanto, el vice primer ministro chino Liu He, considerado la mano derecha del presidente asiático, se reunió con Robert Lightizer, el representane de Comercio de Estados Unidos. Ambos se preparan para la reunión del próximo viernes 10/05 donde se revisara el destino de la guerra comercial más famosa. 

Delegaciones de ambos países se reunirán en la capital estadounidense para tratar de conciliar posturas, lo que se veía como algo complicado hasta las declaraciones de Trump hoy. Aunque el presidente estadounidense asegura que: "si no hay acuerdo, me siento igual decidido a elevar los aranceles". Pero parece ser una situación que va más allá de los sentimientos y que afecta a los inversores y analistas que lo último que ven en esta situación es optimismo.

En tanto, en Pekín (ciudad capital china), parecen estar más a la defensiva. De acuerdo a lo que escribió el diario norteamericano, The Wall Street Journal, las autoridades asiáticas proponen tomar una posición más rígida frente a las negociaciones y tal vez modificar sus demandas. Sobre todo luego de escuchar las palabras del mandatario norteamericano. "Xi Jingping es mi amigo", dijo Trump en sus declaraciones al hablar de la carta. 

Aunque en las relaciones entre ambas potencias mundiales, no se sabe si un día va a haber consenso y en consecuencia llegar finalmente a un acuerdo que deje de enfrentar a los 2 países que controlan los mercados financieros en la actualidad, o si la guerra de aranceles implosionará en la cara no solo de las naciones sino que de todos los que de alguna forma dependen de las decisiones de los dos grandes.