Leído

WALL STREET Y RECORTE DE IMPUESTOS

Campañas en tiempos de crisis: Trump sin salida y una interna demócrata decisiva

Mar, 10/03/2020 - 4:37pm
Enviado en:
Por Urgente24

Coronavirus en tiempos de elecciones. La llegada del virus a Estados Unidos está destruyendo la economía que el presidente Donald Trump logró mantener en pie durante los primeros 3 años de mandato, y la cuál representa su principal sostén de cara a un proceso de reelección. Sin embargo, se le estaría yendo de las manos. Es así que mientras recibe a los CEO de Wall Street en la Casa Blanca y piensa en congelar los impuestos hasta noviembre, llega una nueva ronda de elecciones internas del Partido Demócrata que terminará de definir el escenario entre Bernie Sanders y Joe Biden.

Donald Trump y Joe Biden.
Contenido

El pasado lunes 09/03 fue uno de los días más negros para la economía norteamericana en tiempos de Donald Trump: el mercado del petróleo, las bolsas internacionales más importantes y los bonos del Tesoro tocaron puntos mínimos. En consecuencia, el presidente está encerrado entre presiones del Partido Republicano, de sus votantes y de las autoridades de Wall Street, sobretodo teniendo en cuenta que muchas de las encuestas sobre las elecciones generales reflejan que cualquier candidato demócrata que resulte electo podría ganarle en noviembre 2020.

Mientras tanto, este martes 10/03 llega otra vuelta de elecciones internas del Partido Demócrata que todavía tienen que decidir quien será el político que se enfrentará a Donald Trump a fin de año por el lugar en la Casa Blanca. Después del SuperMartes donde Joe Biden, el ex presidente de Barack Obama, sacó una gran ventaja sobre el representante del ala progresista, Bernie Sanders, llega la secuela de la gran elección.

Ahora votan los estados de Idaho, Michigan, Mississippi, Missouri, Dakota del Norte, Washington. Esta sería la elección definitiva que si llega como un gran golpe para Sanders podría ser el fin de su campaña 2020. Recordemos que en 2016, Hillary Clinton se coronó en esta fecha y paso a ser la gran contrincante de Donald Trump. Son 325 los delegados que están en juego y hasta ahora todo indica una gran victoria de Biden. 

Aunque al mismo tiempo, en momentos donde Estados Unidos ya registró más de 21 muertos por la epidemia, la gran preocupación de los candidatos demócratas es que los votantes no acudan a las urnas por miedo a ser contagiados. Es así que desde los distintos estados están estableciendo una campaña de prevención a la hora de los comicios. "Ya sea sano o enfermo, por favor no lamer", explican en Washington en cuanto a como cerrar el sobre después de elegir. 

A su vez, muchos otros, incluidos políticos le están pidiendo a los principales candidatos: Trump, Biden y Sanders que dejen de realizar manifestaciones y eventos a gran escala, ya que al fin y al cabo son ellos quienes tiene que dar el ejemplo en cuanto a las formas de prevención frente al Coronavirus. Aunque claro, Trump parce estar convencido en continuar negando sus efectos. 

Esto llega como un problema para Donald Trump, ya que al ser un candidato del centro y apoyado por el establishment del Partido Demócrata, es el único que puede hacerle frente al republicano, teniendo en cuenta que Sanders solamente representa a los extremistas de izquierda norteamericana. Además, Biden es aclamado hasta por los mercados de Wall Street, teniendo en cuenta que cuando salió victorioso logró que repuntaran muchos de los valores que se encontraban bajos tras el golpe del Coronavirus.

En consecuencia, esto significa muchos y nuevos malabares por parte del gobierno de Donald Trump y su equipo de campaña para evitar que Biden se convierta en nuevo presidente de Estados Unidos. Es así que el mandatario organizó una reunión el próximo miércoles 11/03 con los mayores representantes de Wall Street, entre ellos los CEO de Wells Fargo y Goldman Sachs Inc. De acuerdo a lo que informaron desde Bloomberg News, el objetivo del gobierno es buscar información sobre los próximos movimientos de los bancos. 

Aunque esto no es todo ya que este martes, Trump estuvo reunido con los senadores republicanos en su conferencia semanal en el Capitolio. El mismo intentaba generar un programa de solución y planes concretos de cara a combatir los efectos económicos del virus, pero al parecer fue fallida. Sin embargo, de acuerdo a lo que explicaron los medios locales, una de las medidas propuestas fue un recorte temporal de impuestos sobre la nómina. Todo para evitar que el consumo caiga abruptamente. 

Al mismo tiempo, muchos políticos del ala demócrata, entre ellos el líder del Senado, Chuck Shumer, se preguntan por el accionar de Trump frente a las medidas gubernamentales sobre el Coronavirus, teniendo en cuenta que no todo es la economía.