Leído

¿CUÁL ES EL FUTURO DE PUTIN?

Cambio de rumbo en Rusia: sin la estrella de Medio Oriente y sosteniéndose en el Parlamento

Jue, 16/01/2020 - 8:24pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los anuncios del presidente ruso, Vladimir Putin, tomaron por sorpresa hasta a los miembros del gabinete y pusieron en alerta al mundo frente a una posible presencia en el poder perpetua del actual mandatario. El mismo después de despedir al gobierno en su totalidad, incluidos los históricos Serguey Lavrov y Sergei Shoigu, anunció un nuevo Primer Ministro aprobado por el Congreso y una serie de reformas constitucionales a realizar en el futuro. Aunque mientras algunos hablan de la posibilidad de un Putin vitalicio, ¿será que detrás de las reformas solo hay una intención de cambio radical en el sistema ruso y una formación de herencia?

Vladimir Putin, presidente de Rusia.
Contenido

El pasado miércoles 15/01 el presidente ruso, Vladimir Putin sorprendió a la comunidad local e internacional al anunciar la renuncia de todo el gobierno ruso incluido el ex Primer Ministro, Dimitri Medvédev, hoy reemplazado por Mijaíl Mishustin. Todo esto con el objetivo de llevar adelante un gran reforma de la Constitución Nacional que al parecer daría mucho más poder del que actualmente tiene a la Duma (Parlamento ruso), entre otros. Si bien los planes de Putin todavía no están claros, es seguro que comenzaría una nueva etapa en la historia de Rusia. 

La etapa histórica de Rusia en la que se encuentra actualmente comenzó nada más y nada menos que unos años luego de la Unión Soviética, ya que en 1999, el ex presidente, Boris Yeltsin, nombró como Primer Ministro a un ex miembro de la KGB, la agencia de inteligencia rusa durante la Guerra Fría. Ese mismo fue Vladimir Putin, quien en el 2000 se convirtió en presidente. En 2024 sería el momento en el que Putin debería abandonar el cargo, por lo menos así lo indica la Constitución actual, aunque el mandatario tiene planes. 

Si bien muchos aseguran que el objetivo de Putin es perpetuarse en el poder, sobre todo teniendo en cuenta como el mismo está forjando un papel cada vez más fuerte en el escenario internacional, las propuestas constitucionales no hablan en ningún momento de cambiar el artículo que establece la limitación de mandato. Totalmente lo contrario, le dan más poder al Parlamento y hacen de Rusia un país regido por el nacionalismo y cuidado con una enorme finura, tratándolo como la potencia que hoy es. 

Por ejemplo, la persona que podrá ser presidente en un futuro tendrá que por lo menos haber residido en Rusia 25 años, aunque no debe tener ni nacionalidad extranjera ni permiso de residencia en otro Estado.     Esto es un claro ejemplo de que quien quiera que gobierno Rusia será alguien que ama su país y que conoce a la perfección sus tradiciones, historia y necesidades. A su vez puso el ojo en la ley internacional y la función que organismos como la Corte Penal Internacional tendrían a partir de ahora en el territorio: la Constitución rusa estará por encima. 

En cuanto al rol de la Duma, es importante destacar que en caso de que se aprueben las reformas de Putin, el mismo estará a cargo de aprobar la candidatura del Primer Ministro, ya que hoy directamente lo elige el presidente con el visto bueno del Parlamento. Esto no significa el cambio hacia una república parlamentaria, explicó Putin. "Rusia al mismo tiempo seguirá siendo una república presidencial, que el presidente debe conservar los poderes principales", aseguró el presidente. Sin embargo, a decir verdad estará en el borde.

Es por eso que la gran pregunta gira en torno a cuales serán los planes de Putin, sobretodo teniendo en cuenta a quien eligió como Primer Ministro: un gran reformista en Rusia que logró que todos los ciudadanos paguen impuestos, ¿será porque quiere dejar una buena herencia? Para 2024, Putin tendrá 73 años, algo un tanto mayor para cargarse una potencia al hombro, aunque esto no parece ser un obstáculo para su homólogo chino, Xi Jinping. Pero en caso de retirarse, ¿qué puesto ocupará en el gobierno?

Cientos de preguntas giran en torno a los planes económicos y el gasto que las propuestas de Putin significan. Pero hay algo que preocupa más: ¿cómo impactarán estos cambios en la política internacional rusa? Teniendo en cuenta que la salida del gabinete también significa la salida de dos grandes históricos, el Ministro de Relaciones Exteriores Sergey Lavrov y el Ministro de Defensa Sergei Shoig. Ambos fueron quienes moldearon los éxitos de Rusia en Medio Oriente y quienes en parte la hicieron la potencia global que es hoy. 

"Hace un tiempo nos dijeron que la salida de Lavrov es posible y que se puede esperar en la primavera", dijo a Al-Monitor, el medio especializado en Medio Oriente, una fuente del Ministerio de Asuntos Exteriores, para después asegurar que desde hace tiempo que Lavrov busca una salida. Aunque tal vez sin él no será lo mismo en las relaciones diplomáticas en Siria, Venezuela o mismo con Estados Unidos y los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Todas preguntas sin respuesta por el momento. Al parecer la incertidumbre es la estrategia de Putin, tanto que hasta el propio gabinete de ministros no tenía idea lo que le esperaba el pasado 15/01. "No sabían lo que se estaba preparando para ellos, incluso cuando fueron convocados para la reunión con el presidente y el primer ministro", dijo a The Guardian, Konstantin Gaaze, un analista político con sede en Moscú con respecto al anuncio repentino. Al parecer solo lo sabía el círculo íntimo del presidente. 

Frente al escenario actual y los planes de Putin, solo queda esperar a 2024 para realmente saber cuales son las intenciones del mandatario ruso. Aunque todo indica que dentro o fuera del gobierno, Putin será el zar ruso durante muchos años ya que al parecer se asegurará de dejar su herencia moldeada de cara a un futuro en  el que podría no estar.