Leído

ENCUENTRO CON ERDOGAN

Audiencias públicas por el impeachment: 1eros. testimonios complican a Trump

Mie, 13/11/2019 - 3:14pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El mayor riesgo para Trump es que las audiencias televisadas que comienzan este miércoles consigan convencer a la opinión pública de que merece ser destituido, y los republicanos se vean tentados de soltarle la mano para no hundirse con él. Mucho dependerá de los testigos que sean llamados a declarar. ¿Serán convincentes? ¿Serán creíbles? Mientras todos miran al Capitolio, el mandatario se reunirá con su homólogo turco, luego de que este avanzara contra los kurdos en el norte sirio y el estadounidense lo dejara pasar. ¿A qué obedeció esta decisión? ¿Por qué la actitud acomodaticia de Trump hacia Erdogan?

Contenido

Este miércoles 13/11 comenzó en la Cámara de Representantes de Estados Unidos la fase pública de la investigación de impeachment al presidente Donald Trump, a quien los demócratas acusan de haber persionado a Ucrania para que investigue a sus rivales políticos.

En esta primera jornada, testifican ante el Congreso 2 veteranos diplomáticos: William Taylor, actualmente encargado de negocios en Ucrania, y George Kent, subsecretario adjunto de Asuntos Europeos y Euroasiáticos. 

En el comienzo de la audiencia, Kent y Taylor leyeron sus declaraciones tras lo cual comenzó a hacerles preguntas Daniel S. Goldman, el abogado que usarán los demócratas para interpelar a los testigos, explica Univisión.

Entre las principales declaraciones, hasta el momento, Taylor dijo que Trump quería que el presidente ucraniano hiciera un anuncio público sobre el inicio de una investigación a los Biden.

Taylor declaró asímismo que el embajador estadounidense ante la Unión Europea, Gordon Sondland, dijo en una llamada de septiembre que "todo", incluida la asistencia de seguridad para Ucrania, dependía de un anuncio público de Volodymyr Zelensky sobre las investigaciones de Burisma (empresa de gas en la que trabajaba el hijo de Biden) y el origen de la interferencia electoral de 2016.

Las audiencias, que son televisadas, podrían determinar el destino de su presidencia, explica el diario The Washington Post. El objetivo de las mismas, explica el diario The Guardian, es presentar el caso de impeachment al público.

Los demócratas intentarán demostrar que hubo delitos que justifican la destitución, los republicanos buscarán contrastar esta narrativa. 

El mayor riesgo para Trump, explica el diario británico, es que las audiencias consigan convencer a la opinión pública de que merece ser destituido, y los republicanos se vean tentados de soltarle la mano para no quedar pegados y hundirse con él.

Para los demócratas, por otro lado, es difícil que el público se mantenga interesado en una trama tan compleja. Mucho dependerá de los testigos que sean llamados a declarar. ¿Serán convincentes? ¿Serán creíbles? 

Trump, como casi todos los días, amaneció tuiteando. "LEAN LA TRANSCRIPCIÓN", escribió. Y "NUNCA CON TRUMP".

La "transcripción" es el memo de la Casa Blanca sobre su llamada con el presidente ucraniano que, según Trump, muestra que no cometió un delito. "Nunca con Trump" al parecer se refiere a los oficiales del departamento de Estado que testifican este miércoles, Bill Taylor y George Kent.

Pero mientras todos los ojos estarán puestos en el Capitolio, Trump tiene programado un encuentro con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan. El presidente estadounidense ha sido severamente criticado, incluso dentro de su propio partido, por retirar el apoyo a los kurdos sirios ante la avanzada del Ejército turco.

Ayer el Wall Street Journal dio a conocer que USA tiene videos que muestran a milicias apoyadas por Turquía presuntamente cometiendo crímenes de guerra contra los kurdos en el norte sirio.

Por otro lado, el New York Times publicó que detrás de la actitud acomodaticia de Trump hacia Erdogan, hay un canal trasero de comunicación que se compone por el yerno del mandatario estadounidense, Jared Kushner, el yerno de Erdogan -quien también es el ministro de Finanzas de Turquía-, y el yerno de un magnate turco quien se convirtió en socio de la Trump Organization. Estos 3 hombres habrían desarrollado una línea de comunicación indirecta entre los mandatarios de USA y Turquía.

También cabe la posibilidad de que existan beneficios personales de negocios para Trump en la mejor relación con Erdogan, que desconocemos.

El martes, un día antes de su encuentro con Erdogan, Trump dijo en tono jocoso que está dispuesto a reunirse con dictadores si eso es beneficioso para USA. Trump alardeaba de la fortaleza de la economía de USA en un discurso ante ejecutivos de negocios en Nueva York, explica el diario Ámbito, en el que señaló que el resto del mundo quiere obtener su parte. "Aquí es donde está la acción. Cuando me reúno con líderes de países que vienen (a Estados Unidos) -reyes, reinas y primeros ministros y presidentes y dictadores- me reúno con todos", dijo.

"Todos quieren venir. Dictadores, está bien, vengan. Cualquiera es bueno para Estados Unidos", añadió.