Leído

TECNOLOGÍA & POLITICA

Apple, Google y Facebook serán tema de la próxima campaña en USA

Dom, 06/10/2019 - 8:14pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

'Populistas' vs. 'Libertarios': Cruje el frente Trump 2020. Silicon Valley (Facebook, Apple, Google... ) es un tema de moda en USA, y el debate es intenso. Enormes financistas del Partido Republicano, la familia Koch, a través de su organización Stand Together, le ha mandado un mensaje a todos los conservadores que ya no financiará a quienes critiquen a las grandes empresas digitales.

Brian Hooks (izq.),CEO de Stand Together, y Charles Koch, CEO de Koch Industries. | David Zalubowski/AP Photo
Contenido

La creciente guerra antimonopolio que se libra desde Washington DC contra Silicon Valley está abriendo una brecha entre los republicanos, con una vasta operación política de la familia Koch y otros grupos de gobierno emergiendo como los aliados clave de la industria tecnológica, afirma Steven Overly en la web Politico.

La división es más marcada entre los conservadores del mercado libre tales como los Koch -que ven las proliferantes investigaciones antimonopolio de Google, Facebook y Amazon como intrusiones del gobierno en la empresa privada-, vs. los legisladores y reguladores republicanos que creen que las propias empresas ahora representan una amenaza para la competencia del mercado, la privacidad y la libertad de expresión. 

Éste 2do. colectivo ha encontrado coincidencias con los demócratas, quienes exigen cada vez más regulaciones más estrictas para con Silicon Valley.

Republicanos conservadores como el senador Ted Cruz han encontrado una causa común con liberales como la senadora Elizabeth Warren en investigaciones antimonopolio contra compañías tecnológicas. 

El ejemplo más visible de la grieta se produjo en septiembre cuando Americans for Prosperity (AfP), la organización política fundada por los conservadores mega donantes de los republicanos, Charles y el fallecido David Koch, lanzó una campaña publicitaria en Facebook contra 9 fiscales generales estatales republicanos y demócratas que lideran investigaciones antimonopolio de Google y Facebook. 

Los anuncios invitan a los votantes a enviar correspondencia instando a los fiscales a evitar crear un "espectáculo político" y argumentando que "castigar a las empresas por su tamaño o éxito significaría arriesgar los trabajos de innumerables estadounidenses".

El grupo de defensa de las 'digitales' también publicó anuncios en marzo instando a los miembros del Comité Judicial del Senado a "oponerse a cualquier esfuerzo por usar leyes antimonopolio para desmantelar las innovadoras empresas tecnológicas de Estados Unidos". 

Los objetivos de esos anuncios incluían a los novatos senadores Josh Hawley (republicano ex fiscal general de Missouri) y Marsha Blackburn (Republicana - Tennessee), a quienes la organización Koch apoyó en las elecciones 2018.

"Ha sido preocupante descubrir una especie de reunión de multitudes populistas a la izquierda y a la derecha", dijo Jesse Blumenthal, quien lidera el área de políticas tecnológicas para la red 'paraguas' Koch Stand Together. "Nuestras opiniones no han cambiado en función del política del momento".

Pero la red Koch tampoco se ve a sí misma como la animadora de Silicon Valley, agregó.

"Nuestro papel no es defender a estas compañías", dijo Blumenthal. "Nuestro papel es monitorear y criticar, en este caso, lo que vemos como un uso potencialmente ilegítimo del poder del gobierno. Si Google o Facebook o cualquier otra compañía ha violado las leyes antimonopolio, entonces deberían investigarlas".

Aún así, la vacilación de la red de Koch para unirse a las invitaciones a una represión tecnológica lo está desviando cada vez de una parte del Partido Republicano. 

Los republicanos han estado asociados durante mucho tiempo con una aplicación antimonopolio más cautelosa, desconfiados de la idea de que el gobierno debería elegir efectivamente ganadores y perdedores en el mercado. Pero esos puntos de vista se han quedado sin soporte a medida que crece el ánimo contrario a la industria tecnológica, dicen los observadores.

"Ya no se puede decir que los republicanos son el partido de intervención limitada del gobierno cuando se trata de antimonopolio", dijo a Político un abogado veterano antimonopolio de Washington, quien solicitó el anonimato para hablar libremente.

"Presagiará un régimen antimonopolios republicano más activo de lo que hemos visto en el pasado", continuó el abogado. "Si tenemos un consenso bipartidista de que realmente deberíamos mirar a estas compañías y vigilarlas de cerca por cuestiones de competencia, creo que eso marca la diferencia. Es un mundo muy diferente al de hace cinco años o hace 10 años".

Esos esfuerzos bipartidistas para regular las grandes compañías tecnológicas estadounidenses ya han mostrado evidencias de extenderse más allá del antimonopolio, creando un dolor de cabeza para las compañías de Internet, ya que evitan, por ejemplo, hablar de enmendar leyes que los protegen de demandas por contenido generado por el usuario.

"La gente estará más abierta a buscar formas de regular más agresivamente la tecnología, y la industria debería estar preocupada por eso", dijo Zach Graves, jefe de política del grupo conservador Lincoln Networks. "A la larga, podría dar forma al tipo de puntos de vista de las próximas elecciones de representantes".

Los republicanos que lideran las investigaciones antimonopolio sostienen que ellos son los que defienden la empresa privada sin restricciones, posicionándose como defensores de jugadores más pequeños que podrían ser expulsados del mercado por los pesos pesados de la industria.

"Apoyo los mercados libres, por eso esta investigación es tan importante", dijo el fiscal general del estado hoy republicano Missouri, Eric Schmitt, en una conferencia de prensa en septiembre anunciando una investigación conjunta contra las empresas de búsqueda y publicidad digital de Google en 48 estados, D.C. y Puerto Rico. 

"De modo que nos aseguramos absolutamente de que, incluso las grandes compañías tecnológicas más grandes, rindan cuentas e incluso las grandes compañías tecnológicas más grandes estén sujetas al estado de derecho".

La semana anterior, un contingente más pequeño de procuradores estatales anunció que investigarían Facebook por motivos antimonopolio. 

Mientras tanto, en Washington DC, la Comisión Federal de Comercio ha pedido a Facebook que bifurque la información relacionada con sus prácticas comerciales. La compañía reveló en julio, y el Departamento de Justicia hizo una demanda similar de Google en las recientes semanas en medio de una amplia revisión del comportamiento anticompetitivo en tecnología.

La red de Koch desembolsó US$ 400 millones en luchas políticas y políticas en 2017 y 2018, según las cifras reportadas en la red, y en su apogeo rivalizó con el propio Partido Republicano en su poder e influencia. 

Esto presenta un enemigo de bolsillo para los grupos que quieren ver a las empresas tecnológicas más responsables. AfP declinó decir cuánto gastó en los anuncios antimonopolio, aunque la base de datos de publicidad de Facebook indica que era menos de US$ 100 por anuncio. Un portavoz de la organización dijo que el grupo optó por no expandir la campaña publicitaria porque "cumplió su propósito previsto"

"La red Koch está liderada por personas a quienes les gustaría dirigir la economía", dijo Stacy Mitchell, codirectora del Instituto para la Autosuficiencia Local, un grupo no partidista que lucha contra la concentración del mercado. "Hay muchos miembros del Congreso que recurren a ellos para la financiación de la campaña y financian a muchas de las organizaciones de la derecha, por lo que, debido a que son la fuente de tanto dinero, tienen una gran influencia ".

Pero algunos progresistas que presionan para un mayor escrutinio del poder de mercado de la industria tecnológica dicen que la influencia ya no es suficiente.

"La gente ya no les tiene miedo", dijo Matt Stoller, miembro del Open Markets Institute. "No es que no tengan poder, sí tienen poder. No tienen el mismo nivel de miedo ".

Steven Overly: "Las compañías tecnológicas y el libertario Kochs han mostrado una afinidad antes, incluso en su apoyo a los bajos impuestos y la oposición a las barreras comerciales y de inmigración. Hace 2 años, el CEO de Apple, Tim Cook, se unió a Charles Koch para instar al Congreso a proteger los derechos de los llamados 'Dreamers', que fueron traídos a los Estados Unidos cuando eran niños. Pero la importancia de Kochs como aliados potenciales para la industria ha crecido con la lista de sondeos a nivel federal y estatal que analizan las prácticas de datos de las compañías, el supuesto comportamiento anticompetitivo y la supervisión del discurso en línea."

Un portavoz de la AfP dijo que la ley antimonopolio es una de varias cuestiones de política que el grupo planifica considerar cuando decida si respalda a los candidatos en las próximas carreras presidenciales, y señaló que la organización patrocinará solamente a aquellos que "se esfuerzan", en forma independiente del partido político. Sin duda, una enorme advertencia a todos los republicanos, siempre beneficiarios del dinero de los Koch.

Republicanos conservadores como Hawley y el senador de Texas, Ted Cruz, han alentado las investigaciones antimonopolio, y Cruz incluso se puso del lado de la senadora liberal Elizabeth Warren (demócrata de Massachusetts) en uno de sus recientes enfrentamientos con Facebook. 

En cuanto a Hawley, ha cuestionado cómo sus compañeros conservadores han abogado durante mucho tiempo por la libertad de elección y los controles de autoridad no están en desacuerdo con el dominio de las compañías de Internet de Silicon Valley.

"No entiendo por qué los que se llaman libertarios están tan enamorados de esta increíble concentración de poder en manos de unos pocos", dijo Hawley en una entrevista que le concedió a The Hill. "Pensé que toda la tradición libertaria se trataba de hacer frente al poder, se trataba de controlar el poder concentrado en nombre de la gente".