Leído

EN OHIO

Adolescente acusada de matar a su beba, asegura que la parió ya sin vida

Mie, 04/09/2019 - 11:43am
Enviado en:
Por Urgente24

Brooke Skylar Richardson es una porrista de Ohio acusada de haber matado a su recién nacida para no manchar su imagen. Si es condenada, podría pasar el resto de su vida en prisión. Sin embargo, sus abogados aseguran que la joven, quien en ese entonces tenía 18 años, parió a la bebé ya sin vida.

Contenido

Durante meses, nadie supo que Brooke Skylar Richardson, una porrista de Ohio que en ese entonces tenía 18 años, estaba embarazada.

La "panza" no se le notaba ni cuando usaba su uniforme de "cheerleader" ni cuando usaba un bikini, explica el diario The Washington Post.

La adolescente había sufrido en el pasado desórdenes alimenticios, por lo que su familia veía como un signo positivo que estuviera subiendo un poco de peso, sin imaginar la causa.

Ni siquiera se le notó el cuando llevó un ajustado vestido rojo a su fiesta de graduación, o como se le suele llamar en USA, la "prom" -tan solo 2 días antes de dar a luz-.

Solamente Richardson y su ginecólogo lo supieron, aseguraron fiscales en el juzgado del condado de Warren, Ohio. Para cuando ella misma se habría enterado, el embarazo ya habría estado muy avanzado.

Richardson tiene ahora tiene 20 años y comienza su juicio por homicidio agravado. Está acusada de haber matado a su recién nacida tras dar  a luz, aunque sus abogados aseguran que el embarazo terminó en el nacimiento de una niña sin vida. 

En abril de 2017, Richardson fue a su primera cita con el ginecólogo para hablar sobre cómo cuidarse, explica la fiscal adjunta del condado de Warren, Julie Kraft.

La mamá la llevó dado que Richardson tenía un novio y consideraba que podía ser momento de empezar a tomar pastillas. Pero el doctor le dijo a Richardson que no era posible comenzar a tomarlas: tenía un embarazo de 32 semanas.

Tras enterarse, se largó a llorar, dijo que no podía tenerlo y que nadie podía saber que estaba embarazada.

El ginecólogo le dijo que daría a luz dentro de 10 semanas, relató el abogado de la joven, Charles M. Rittgers. Pero estaba equivocado: el feto era más pequeño que lo que debía ser. La joven dio a luz tan solo 11 días después, el 7/5/2017.

La bebé nació en medio de la noche, mientras los padres de Richardson dormían. Ella fue al baño y, según el relato de sus abogados, parió un bebé sin vida.

Su abogado asegura que la bebé nació pálida, el cordón umbilical no estaba adherido a la placenta. No respiraba.

Según la madre de Richardson, la adolescente lo acunó durante horas, esperando que abriera sus ojos o llorara, pero no sucedió. Entonces la joven cavó un hoyo en el patio de su casa y la enterró. 

Richardson volvió más adelante al ginecólogo, le contó lo que había pasado. El ginecólogo reportó lo acontecido a autoridades del condado de Warren, dejando la causa de muerte en blanco.

¿Mató Richardson a una recién nacida? ¿O la dio a luz ya sin vida? Esa es la misma pregunta que se hará el jurado del juicio que comienza esta semana contra Richardson.

El Post explica que el caso se volvió pan caliente mediático y comenzó a impactar fuerte en la opinión pública el relato de una porrista estadounidense que había matado a su hija porque tanto ella como su familia estaban obsesionados con las apariencias.

El fiscal del condado de Warren, David P. Fornshell, dijo en 2017 que Richardson quemó el cuerpo del bebé -detalles siniestros que luego resultaron ser incorrectos, pero que desataron una cobertura non-stop sobre el caso, apunta el abogado de la joven-.

Fornshell fijo que no puede decir cómo habría sido quemada la bebé ni cómo habría sido asesinada. Rittgers asegura que eso es porque la bebé no fue asesinada.

Un médico forense ha sido incapaz de determinar la causa de muerte, explica el Post.