Image
El sector industrial cerró el año pasado con una caída del 2,8% en relación al 2017, que tuvo balance positivo