Image
Adiós al gen gay: ninguna variante genética determina la orientación sexual.