Image
El falso orgasmo más famoso de todos los tiempos, el de la película "Cuando Harry conoció a Sally".