Image
"Sin duda, 2019 no se parece, ni por asomo, a 2015 y 2017. Y en la Casa Rosada, recién se están comenzando a dar cuenta de esta dura realidad."