Image
Xi Jinping recorriendo las calles de Beijing entre el Coronavirus.