Image
Emmanuel Macron teme por las protestas que se darán en París el próximo 5 de diciembre sin fecha límite