Image
La policía investiga si se trató de un juego sexual brusco que se salió de control.