Image
Los productores no saben qué le deparará el futuro inmediato. De lo que sí están seguros es que las retenciones se quedan hasta nuevo aviso. La variable de ajuste es la inversión. Dentro de la escala tecnológica, los productores optan por lo más barato, la siembra directa, que a la larga es la que más cara cuesta en términos de productividad.