3 formas de sentirse más feliz en tiempos difíciles

En momentos como los que vivimos, donde el aislamiento y la incertidumbre nos impiden vivir la cotidianidad como antes, hay que concentrarse y realizar un trabajo mental para ser fuertes y disfrutar del día a día. No concentrarse en el futuro ni en lo incierto parece ser lo primordial para alcanzar un balance positivo.
miércoles, 6 de enero de 2021 · 23:25

La felicidad siempre parece un poco fuera de su alcance. Nos decimos a nosotros mismos que si solo pudiéramos cambiar de trabajo, casarnos o divorciarnos , comprar una nueva casa, conseguir un aumento de sueldo o llegar a la jubilación , seremos recompensados ??con una sensación de felicidad más profunda y permanente.

Pero se vuelve problemático si seguimos postergando la felicidad para el futuro.

Necesitamos encontrar formas de experimentar la felicidad en la desordenada realidad de hoy, con todas sus decepciones e imperfecciones. Eso no quiere decir que no debamos soñar con tiempos mejores, pero la alegría se encuentra en el presente, no en el futuro.

Aquí, 3 sugerencias para ser más feliz:

Concentrarse en el presente

Un estudio de la Universidad de Harvard recopiló 250.000 datos sobre los pensamientos, sentimientos y acciones de los sujetos mientras llevaban a cabo su vida diaria. La conclusión fue cruda: cuanto más nuestra mente se aleja del momento presente, y en promedio lo hace durante el 47% de nuestro día de vigilia, más vulnerables somos al estrés , la ansiedad y la depresión.

Volver al presente es una disciplina que podemos practicar cientos de veces al día. Requiere darse cuenta de cuándo está cayendo en esos pensamientos malos y devolver su atención al presente.

Sea sociable

Uno de los estudios más largos de salud física y mental en la vida adulta, conocido como el Estudio de Harvard sobre el Desarrollo de Adultos, se realizó durante más de 80 años. Comenzó en 1938, inicialmente siguió a 724 hombres y ahora se ha ampliado para incluir a sus descendientes y parejas.

La conclusión es que las relaciones cercanas tienen un impacto mucho mayor en la salud física y la experiencia de felicidad de las personas que el dinero o la fama.

En pocas palabras, es fácil aislarse y olvidarse de mantener y desarrollar amistades y relaciones. Tomar la decisión consciente de hacer algo pequeño todos los días que aumente nuestro sentido de conexión con las personas tiene un vínculo directo con nuestra experiencia de felicidad.

Recupérese día tras día con algo que lo haga feliz

A medida que revisamos nuestra lista de obligaciones y compromisos cada día, es fácil dejar de lado las cosas que nos brindan alegría. Con el tiempo, esto nos deja con una creciente sensación de vacío y agotamiento. Haga algo que le brinde alegría y absorba su atención durante al menos 15 minutos al día, preferiblemente más. Mirar una película, hablar con un amigo, leer un libro.

Si no puede encontrar formas de felicidad, puede acudir con un terapeuta. Este podrá ayudarlo, realizando un camino de sanación y autoconocimiento.