Menopausia: cómo aliviar y prevenir los sofocos

De repente sube el calor y el sudor aparece. Las mujeres de más de 50 años sufren este tipo de contratiempos muy a menudo y la sensación es muy molesta. Cómo hacer para mantener la temperatura bajo control.
jueves, 24 de diciembre de 2020 · 01:55

Dos de las quejas más comunes entre las mujeres sobre la menopausia son los sofocos y los sudores nocturnos.

Este síntoma incómodo afecta aproximadamente a tres cuartas partes de todas las mujeres en la perimenopausia (el tiempo antes de la menopausia real).

Una vez que una mujer ha llegado a la menopausia, puede seguir teniendo sofocos durante 6 meses a 5 años. 

No está exactamente claro qué causa los sofocos. Múltiples estudios están tratando de entenderlos. Hay evidencia clara de que los sofocos son el resultado de cambios hormonales en el cuerpo.

Las causas más comunes, o los “disparadores” de esta sensación de cambio de temperatura pueden ser: 

1. beber alcohol consumir productos con cafeína

2. comer alimentos picantes

3. usando ropa ajustada

4. fumar o estar expuesto al humo del cigarrillo 

Hasta el momento, no hay ningún tratamiento para los sofocos, aunque sí se recomienda que se identifique qué es lo que los causa para disminuir las probabilidades de que se sientan. 

En pocas palabras, no se garantiza ningún tratamiento para prevenir los sofocos, pero hay opciones que pueden ayudarle a controlar sus síntomas.

Cómo aliviar los sofocos: 

1. vestirse en capas, incluso en los días más fríos, para que pueda ajustar su ropa a cómo se siente

2. beber agua helada al comienzo de un sofoco

3. usar ropa de noche de algodón y ropa de cama de algodón

4. mantener una compresa fría en su mesita de luz

Otra solución que muchas mujeres encontraron para apaciguar los sofocos fue la meditación. Esta práctica puede ser muy exitosa para ayudar a manejar los niveles de estrés, que es un desencadenante de sofocos común.

Capacitarse para manejar el estrés podría conducir a muchos otros beneficios en su salud y calidad de vida. 

Por otra parte, consuma una dieta bien equilibrada y controle el tamaño de la porción. Haga ejercicio regularmente.