Estrés de fin de año: cómo reducirlo mediante el consumo de estos alimentos

Numerosos alimentos contienen nutrientes que pueden ayudarlo a reducir el estrés. Intente incorporar algunos en su dieta para promover naturalmente el alivio de esta situación y alcance un estado de mayor tranquilidad.
martes, 15 de diciembre de 2020 · 21:10

Si se siente estresado, sobre todo a finales del año, es natural buscar alivio. Si bien los episodios ocasionales de estrés son difíciles de evitar, el estrés crónico puede afectar seriamente su salud física y emocional. De hecho, puede aumentar su riesgo de enfermedades como enfermedades cardíacas y depresión- Curiosamente, ciertos alimentos y bebidas pueden tener cualidades para aliviar el estrés.

Alcachofas

Las alcachofas son una fuente de fibra increíblemente concentrada y especialmente ricas en prebióticos, un tipo de fibra que alimenta a las bacterias beneficiosas del intestino. Los estudios en animales indican que los prebióticos como los fructooligosacáridos (FOS), que se concentran en las alcachofas, pueden ayudar a reducir los niveles de estrés.

Además, una revisión demostró que las personas que consumían 5 o más gramos de prebióticos al día experimentaron una mejoría en los síntomas de ansiedad y depresión

Acelga

La acelga es una verdura de hoja verde repleta de nutrientes que combaten el estrés. Solo 1 taza (175 gramos) de acelgas cocidas contiene el 36% de la ingesta recomendada de magnesio, que juega un papel importante en la respuesta al estrés de su cuerpo.

Los niveles bajos de este mineral están asociados con condiciones como ansiedad y ataques de pánico. Además, el estrés crónico puede agotar las reservas de magnesio de su cuerpo, lo que hace que este mineral sea especialmente importante cuando está estresado. 

Perejil

Esta es una hierba nutritiva que está repleta de antioxidantes, compuestos que neutralizan las moléculas inestables llamadas radicales libres y protegen contra el estrés oxidativo.

El estrés oxidativo está asociado con muchas enfermedades, incluidos los trastornos de salud mental como la depresión y la ansiedad.

Los estudios sugieren que una dieta rica en antioxidantes puede ayudar a prevenir el estrés y la ansiedad. Los antioxidantes también pueden ayudar a reducir la inflamación, que a menudo es alta en personas con estrés crónico.

Semillas de girasol

Las semillas de girasol son una fuente rica de vitamina E . Esta vitamina liposoluble actúa como un poderoso antioxidante y es esencial para la salud mental. Una ingesta baja de este nutriente se asocia con un estado de ánimo alterado y depresión. 

Kimchi

Los alimentos fermentados como el kimchi están repletos de bacterias beneficiosas llamadas probióticos y tienen un alto contenido de vitaminas, minerales y antioxidantes. La investigación revela que los alimentos fermentados pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. Por ejemplo, en un estudio en 710 adultos jóvenes, aquellos que comían alimentos fermentados con mayor frecuencia experimentaron menos síntomas de ansiedad social.

Batatas

Comer fuentes de carbohidratos enteras y ricas en nutrientes como las batatas puede ayudar a reducir los niveles de la hormona del estrés cortisol. Aunque los niveles de cortisol están estrictamente regulados, el estrés crónico puede provocar una disfunción del cortisol, que puede causar inflamación, dolor y otros efectos adversos.

Las batatas son un alimento integral que constituye una excelente elección de carbohidratos. Están repletos de nutrientes que son importantes para la respuesta al estrés, como la vitamina C y el potasio.

Huevos

Los huevos enteros son particularmente ricos en colina, un nutriente que se encuentra en grandes cantidades en solo unos pocos alimentos. Se ha demostrado que la colina juega un papel importante en la salud del cerebro y puede proteger contra el estrés.

Los estudios en animales señalan que los suplementos de colina pueden ayudar a la respuesta al estrés y mejorar el estado de ánimo.