Sobreviviente de 'Cuadernos' aunque averiado, Roggio delegó en sus hijos

Se trata de Aldo Roggio, uno de los mayores empresarios de la construcción de Argentina. Después de 40 años al frente de Roggio S.A, el empresario cordobés decidió ceder sus derechos en la firma a sus hijos. En 2018, se vio involucrado en la causa de los cuadernos K, donde el propio Roggio admitió haber entregado dinero a funcionarios del gobierno de Nestor y Cristina Kirchner, respectivamente.
miércoles, 16 de diciembre de 2020 · 19:05

CÓRDOBA. El ingeniero cordobés y uno de los hombres más importantes en la construcción de Latinoamérica, Aldo Roggio, comunicó a la Comisión Nacional de Valores la transferencia de todos sus derechos del holding familiar, Grupo Roggio (que nuclea varias empresas de ingeniería y construcción), a sus hijos. Esto implica que el empresario de 76 años se retiraría definitivamente de la actividad empresarial.

Luego de más de 40 años de actividad en la firma familiar Roggio S.A, Aldo decidió terminar definitivamente con su participación activa en la actividad de la construcción e ingeniería. La decisión de alejamiento de la empresa de construcción comenzó en 2018, cuando el Ingeniero civil renunció a la presidencia de la compañía, luego de que el difunto Juez Federal, Claudio Bonadio, lo admitiera como arrepentido en la causa Cuadernos.

Los derechos de Aldo Roggio fueron transferidos a sus hijos Rodolfo, Martín y Lucía Roggio. Graciela Roggio, hermana de menor de Aldo y su sucesora en la presidencia del grupo, también cedió sus derechos sobre el Grupo a sus propios hijos.

En aquella oportunidad, Roggio admitió haber dado dinero de manera irregular a diferentes funcionarios del Gobierno nacional, encabezado por Cristina Fernández de Kirchner, para ganar diversas licitaciones públicas por obras y transporte. 

Cabe destacar que el Grupo Roggio es el dueño de CLISA (Compañía Latinoamericana de Infraestructura y Servicios) y Metrovías (la última concesionaria del servicio de subte en Capital Federal), además de Benito Roggio Transporte y Benito Roggio Ferroindustrial, Benito Roggio Ambiental, Cliba, Tecsan y Envairo, Aguas Cordobesas y Prominente (informatica) . De este modo, Roggio S.A tiene cobertura en frentes de negocios de transporte masivo, construcción, residuos, informatica y gestión de autovías. 

Por aquel entonces, las declaraciones de Roggio implicaban en la causa al ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, el cual según el propio ingeniero, recibía personalmente las coimas y quien le habría exigido a la empresa Metrovías la devolución de un porcentaje de los subsidios recibidos desde la Nación . Además, en sus declaraciones mencionó a los funcionarios nacionales Julio De Vido, Roberto Baratta, y José Lopez, entre otros. 

Por esa causa, el propio empresario fue imputado por asociación ilícita, por lo que decidió comenzar su salida de la empresa familiar. Benito Roggio e Hijos S.A es una empresa de más de 100 años en el país y con relaciones de negocios esparcidas por todo el mundo.

En sus declaraciones a Bonadio, Roggio enumeró cientos de operaciones y admitió haber entregado el dinero a los funcionarios, que luego cambiaban por dólares. Según el empresario, los pedidos eran con la excusa de contribuir a las campañas electorales, y su pago era producto del temor a represalias políticas en contra de la empresa.

Sin embargo, la imputación por asociación ilícita fue desestimada tiempo más tarde por la Cámara Federal de Casación. En el marco de esa causa, Roggio quedó finalmente imputado por cohecho, es decir entrega de coimas. 

A pesar de las imputaciones, el Grupo Roggio no sufrió variaciones en su actividad. En 2019 fue una de las empresas encargadas de llevar adelante la obra de cierre del anillo de circunvalación de la ciudad de Córdoba, un proyecto llevado adelante por el Gobierno de la provincia de Córdoba, en el cual se erogó más de 500 millones de dólares en su realización.