En Telefónica, el horno no está para bollos

El gran negocio que era la operación de Telefónica en el Reino Unido, ahora se convirtió en una pesadilla. La reflexión casi podría aplicarse también a Telefónica de Argentina. Aquí algunas novedades:
viernes, 11 de diciembre de 2020 · 22:56

Telefónica cerró la sesión de este viernes 11/12 registrando la mayor caída del índice IBEX 35, superior al 8%, lastrada por la falta de acuerdo entre Londres y Bruselas en las negociaciones del Brexit. 

Sucede que Telefónica tiene una enorme exposición operativa en el mercado británico. De esta forma no solo puso fin al rally alcista de noviembre, sino que se teme que podría profundizar su caída en el último tramo del año ante la previsible salida del Reino Unido -sin acuerdo- de la Unión Europea. 

Antes, Telefónica había sobrevivido a la rebaja de su rating a BBB- por Standard & Poor's, el 20/11, último escalón del grado de inversión. S&P le cuestionó el impacto de la crisis del Covid y la depreciación de las monedas latinoamericanas. Días después, Fitch respondió manteniendo la calificación de la operadora. El mercado se preguntó: ¿Qué hará Moody’s?

La rentabilidad

La semana había arrancado con la modificación de la metodología de retribución a los accionistas en diciembre. En el año de la pandemia, Telefónica decidió, tal como había ocurrido en junio, sustituir su clásico pago en efectivo por una fórmula conocida como 'scrip dividend': las acciones emitidas para remunerar a los accionistas en lugar del dividendo.

El jueves 10/12 había comenzado la ampliación de capital necesaria para hacer frente a este modelo de retribución, con 3 opciones para percibir este pago. Los expertos de Bankinter recomendaron percibir el dividendo en efectivo transfiriendo los derechos a Telefónica y recibir 0,194 euros por acción, lo que equivale a una rentabilidad por dividendo del 5,2%.

Muy importante: Moody’s decidió mantener el rating de Telefónica en Baa3 y con perspectiva estable. Telefónica sigue con un rating con grado de inversión “sólido”. Alegría... salvo lo del Brexit.

Moody’s reflejó 

 #  la diversificación de los beneficios, 
 #  su fuerte posición en los 4 mercados estratégicos, España, Alemania, Reino Unido y Brasil; 
 #  el fortalecimiento de la teleco en el mercado británico con la fusión de su filial O2 con Virgin Media; 
 #  el amplio despliegue de fibra óptica en España; 
 #  la dirección de la compañía y la buena gestión del riesgo de liquidez.

Luego se volvió en contra lo que era una fortaleza: la fusión de su filial O2 con Virgin Media, en el Reino Unido.

Argentina

¿Telefónica se marcha o no de la Argentina? Hace tiempo que tiene en venta sus acciones en la región menos Brasil.

Es una operación compleja porque la empresa aglutina:

 #  Telefónica Empresas Argentina: comunicaciones de voz, datos y soporte de Internet para empresas bajo la razón social Telefónica Data de Argentina;
 #  Movistar Argentina, telefonía fija-nacional e internacional, telefonía móvil, TV y acceso a Internet bajo la marca Movistar y Tuenti;
 #  Pléyade Argentina, administrador de seguros del Grupo Telefónica en la Argentina;
 #  Fundación Telefónica Argentina.

Pese a encontrarse en oferta, sigue actualizando su negocio, con logros tales como la solución de Gestión de Tráfico de la empresa de ciberseguridad Enea para gestionar eficazmente la rápida demanda de datos móviles, transmisión de vídeo y el consiguiente aumento de los niveles de cifrado del servicio Over-The-Top (OTT). 

Con una base de suscriptores de más de 27 millones, Telefónica Movistar Argentina tiene una de las huellas más grandes de Sudamérica, con un altísimo consumo de datos móviles a medida que la transmisión de video aumenta a niveles sin precedentes.

Protocolos como HTTPS y Google QUIC han oscurecido las redes, restringiendo su visibilidad y la oportunidad de mejorar la calidad de la experiencia del suscriptor (QoE) con productos de optimización y administración de tráfico convencionales.

El rumor

En este contexto, surgieron versiones sobre el interés declarado de algún grupo empresario argentino.

En los cuarteles de S&P ya se han formulado preguntas 'off the record' tales como:

 #  ¿cuáles son los antecedentes en el negocio del posible interesado?
 #  ¿quién sería su operador?
 #  ¿es un intento de repetir aquella extorsión a Repsol para que compartiera el capital de YPF o sería una transferencia genuina?
 #  ¿hay constancia del origen transparente de los recursos financieros que podrían aplicarse a la operación, considerando que Telefónica cotiza en varias Bolsas del planeta?

La Argentina, país de recursos financieros opacos es todo un tema para todas las calificadores de riesgo. Con la complicación europea por el Brexit 'duro', ¿tiene sentido que Telefónica incremente su riesgo con una operación Argentina que podría terminar en un escándalo?