Leído

IMPERICIA GUBERNAMENTAL

Reclamo al BCRA por restricciones a giros de la Caja de Valores

Vie, 13/09/2019 - 4:45pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Urgente24 ya informó sobre los errores del Banco Central, que traba giros de la Caja de Valores a Euroclear y Clearstream, poniendo en riesgo de default no querido a empresas privadas. El asunto sigue agitándose en la City porteña a la espera de definiciones del BCRA.

Contenido

Urgente24 ya informó que la empresa IRSA depositó en la Caja de Valores el importe de un pago a acreedores externos pero la Caja de Valores no fue autorizada por el Banco Central a girar el 'cable', o sea a ejecutar la transferencia.

Caja de Valores es la entidad que se ocupa de custodiar los depósitos colectivos de valores negociables que se operan en los mercados asociados.

Cuando se abre una cuenta comitente, el Agente de Liquidación y Compensación abre automáticamente una cuenta en Caja de Valores, en donde quedarán resguardados sus títulos hasta cuando el comitente decida venderlos. El depósito colectivo deberá efectuarse a la orden de los depositantes y a nombre de los comitentes. No se le transfiere la propiedad ni el uso, solo la custodia de los títulos.

No es un tema menor sino que muy preocupante aunque el público no entienda que con su restricción, el BCRA está provocando un default no querido de una empresa privada argentina, lo último que puede imaginarse en el escenario crítico presente. 

El vencimiento de los títulos públicos Letes, hoy viernes 13/09 podría padecer similar situación, pero ya afectado al Tesoro Nacional, de no corregirlo en el BCRA.

Clearstream (1 de los 2 depósitos de valores centrales internacionales europeos, propiedad de Deutsche Börse AG) recomendó a sus clientes que abran cuentas locales para recibir el pago, apelando así a una respuesta de emergencia. E insuficiente.

Tal como toda persona jurídica, por decisión del BCRA, la Caja de Valores tiene vedado el acceso a la rueda MOME de canje (las entidades financieras o agentes MAE -Mercado Abierto Electrónico- o agentes adherentes MAE, negocian canje de divisas en el exterior contra divisas liquidadas en una rueda de operaciones cambiarias). 

Informalmente, el BCRA informó a la Caja de Valores que, si las condiciones de emisión asi lo establecen, darían acceso a las operaciones de cable a los emisores pero esto no ha sucedido en lo formal, y si la Caja recibe MEP (dólar Bolsa) paga MEP y si recibe Cable paga Cable. 

El mercado financiero le ha explicado el problema al secretario de Finanzas de la Nación, Santiago Bausili, quien se comprometió a resolver el problema durante un encuentro con las autoridades del Banco Central pero recién será por la tarde, aparentemente, el encuentro. 

Ni siquiera en los peores días K se trabajaron los giros de la Caja de Valores.

Por lo tanto, el BCRA está limitando el pago de obligaciones impostergables de empresas argentinas a sus acreedores internacionales, aún cuando estas compañías depositaron en el BCRA el dinero imprescindible.

Esta situación obliga a recordar que en el Derecho está previsto esta infracción como "Hecho del Príncipe".

En el Derecho de los contratos administrativos, "Hecho del Príncipe" es la expresión que designa toda medida que, tomada por una autoridad pública, termina por encarecer el costo de ejecución de las prestaciones contractuales. Algunas de esas medidas dan derecho a indemnización, cuando emanan de la Administración que ha contratado.

En el Derecho Civil, "Hecho del Príncipe" es un caso de fuerza mayor consistente en una prescripción del poder público. Por ejemplo, una expropiación o una requisición.

En el caso ya conocido de IRSA, de los US$ 130 millones que ya pagó la compañía que preside Eduardo Elsztain, se estima que unos US$ 35 millones ya fueron depositados en las cuentas de los inversores que poseen sus títulos bajo custodia en Caja de Valores.

Sin embargo, alrededor de US$ 95 millones de la emisión de la ON (Obligación Negociable) está “alojada” en una sociedad depositaria internacional.

El  dinero tiene que ser girado a una caja compensadora internacional (en este caso Clearstream), que es una sociedad que mantiene la custodia de las Obligaciones Negociables emitidas por IRSA. Después se encarga de distribuir los pagos entre cada uno de los inversores que poseen sus acreencias en cuentas internacionales.

Esta situación es harto compleja y de repetirse en otros casos provoca una situación muy difícil de remontar para el sector privado argentino.