Los 3 "factores de riesgo" que el BCRA advierte sobre el sistema financiero

En su último Informe de Estabilidad Financiera (IEF), la entidad monetaria no descartó una recuperación económica "más débil que la esperada", ni nuevos episodios de "volatilidad", además de "riesgo operacional". 
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 17:56

El Banco Central afirmó en su último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) que el sistema financiero desarrollo sus actividades "con relativa normalidad y sin disrupciones" desde el estudio anterior, de junio, a pesar del "escenario económico" signado por la pandemia. 

En un marco de reactivación de la actividad y de "normalización de los mercados de deuda pública", el BCRA estima que el sistema financiero "continúe desplegando sus funciones con relativa normalidad en los próximos meses". 

No obstante, el informe advierte sobre "3 factores de riesgo exógenos" para el sector en el corto plazo. 

1- Una recuperación económica local más débil que la esperada. "La eventual materialización de esta situación dependerá del desenvolvimiento de un abanico de factores, entre los que se encuentran la evolución de la pandemia, así como determinantes externos asociados al crecimiento de la economía mundial,  la evolución del comercio internacional y el derrotero de los precios de las materias primas".

2- Volatilidad. "No se podría descartar completamente el riesgo de evidenciar nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros, si bien menor en un marco en donde se configuran las  negociaciones con el FMI y continúa encauzándose el desacople transitorio entre los factores de oferta y demanda en el mercado de divisas". 

3- Riesgo operacional. "El sistema financiero está expuesto a un factor de riesgo operacional que crece en el margen (por cuestiones estructurales como coyunturales), a partir de una mayor dependencia a recursos tecnológicos, que continuará abordándose con acciones prudenciales adecuadas a la nueva realidad".

El BCRA, de todas formas, afirma que ante LA eventual materialización de los factores de riesgo mencionados, "el sistema muestra fuentes acotadas de vulnerabilidad e importantes elementos de cobertura, los cuales le deberían otorgar un significativo grado de resiliencia"

En este sentido, destaca como aspecto a monitorear "el desenvolvimiento de la calidad de la carteracrediticia". 

Sobre esto remarca que el "shock de características inéditas" generado por la pandemia podría en el "corto  o mediano plazo" tener "cierto impacto sobre la capacidad de pago de las personas deudoras".

"Esto eventualmente se podría reflejar en la rentabilidad de las entidades, influyendo así, al menos
en cierta medida, sobre el dinamismo del crédito
", agrega el IEF. 

También señala como otra potencial fuente vulnerabilidad para el sistema "un deterioro en la dinámica de la actividad de intermediación". 

"La eventual materialización de un escenario de crecimiento económico menor al esperado podría llegar a afectar la oferta y la demanda de crédito, así como la provisión de otros servicios, lo cual podría tener un impacto sobre las fuentes de ingresos netos del sector, con posible efecto sobre la dinámica de generación interna de capital", explica. 

Actividad y vacuna

El Banco Central señaló que ya hay recuperación de la actividad económica, la cual podría acelerarse en los próximos meses si se efectiviza la campaña de vacunación masiva que está preparando el gobierno.

La autoridad monetaria evaluó que para Argentina la pandemia implicó una combinación de shocks externos e internos sin precedentes sobre una economía que "ya venía de casi dos años de recesión, con alta inflación y deuda pública en niveles insostenibles".

Sin embargo, dijo la entidad, el sistema financiero continuó mostrando un "adecuado grado de resiliencia" en el transcurso de 2020, situación que se espera se mantenga en los próximos meses, dice el informe.

Esto se da en un contexto local que gradualmente está evidenciando señales de recomposición, situación que sigue siendo dinámica.

En este sentido, dada la batería de medidas de políticas monetaria, financiera, fiscal y de ingresos destinadas a evitar que estos shocks transitorios dejasen secuelas permanentes en la economía, hay una "incipiente recuperación económica que está cobrando fuerza en la segunda mitad del año (aunque con disparidad entre sectores)".

A esas medidas, destacó el Banco Central, se sumaron el gradual avance en la flexibilización de políticas sanitarias, lo que permitió que comenzaran a verificarse indicios de un mayor dinamismo de la demanda interna y con ello de recuperación de la actividad.

"Esta tendencia podría acelerarse de confirmarse la posibilidad de que existan vacunas disponibles en forma masiva durante los próximos meses", dijo el Banco Central que conduce Miguel Ángel Pesce.

El Banco Central agregó que recientemente se fueron plasmando ciertas señales positivas sobre el marco operativo en el que actúa el sistema financiero.

"Diversos sectores económicos comenzaron a recuperar gradualmente su actividad, situación que le está permitiendo al BCRA ajustar el conjunto de medidas tomadas ante el shock, así como avanzar hacia la armonización de las tasas de interés de política", dijo.