MERCADOS

El escándalo de la Libor no ha terminado

USA estudia imputar a bancos y sus ejecutivos por manipular el Libor. Las nuevas noticias sobre el escándalo de la tasa de interés pueden acelerar y endurecer la iniciativa del Gobierno inglés para concretar una reforma bancaria.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Departamento de Justicia de USA presentará cargos criminales contra varios grandes bancos, y algunos de sus ejecutivos, por el escándalo de la manipulación del mercado interbancario Libor, publica el diario The New York Times.

 
El periódico, que cita a funcionarios gubernamentales cercanos al caso y que hablaron 'off the record', afirma que empleados del banco británico Barclays están entre los individuos a quienes el Departamento de Justicia evalúa imputar.
 
Las autoridades estadounidenses esperan presentar cargos contra al menos 1 banco a finales de este año, según The New York Times.
 
Barclays, el banco N°2 del Reino Unido, aceptó a finales de junio pagar 290 millones de libras esterlinas por haber manipulado y presentado informes falsos que afectaron al cálculo de las tasas interbancarias Libor y Euribor, un escándalo que ha provocado la dimisión de su CEO, Bob Diamond.
 
También son investigados otros bancos británicos y extranjeros, como JPMorgan Chase y Deutsche Bank.
 
Según las autoridades, Barclays manipuló, entre 2005 y 2009, sus estimaciones o bien para su beneficio económico o para dar una imagen de solvencia económica durante la crisis crediticia.
 
La tasa Libor es un tipo de interés de referencia mundial que se fija diariamente en Londres a partir de las estimaciones de entre 8 y 20 bancos sobre cuál es el interés al que creen que sus competidores les prestarían dinero.
 
Por el escándalo, el 1er. ministro británico, David Cameron, inició una investigación parlamentaria para revisar el método del cálculo de la Libor.
 
Un empleado de Barclays avisó en 2008
 
Un empleado de Barclays puso sobre aviso ya en 2008 a la Reserva Federal de Nueva York respecto a las prácticas de la entidad británica a la hora de proporcionar información para establecer el tipo interbancario londinense (Libor), de referencia en los mercados anglosajones, y cuya manipulación ha desatado un escándalo en la City, que ha forzado la dimisión del consejero delegado de Barclays y amenaza con sacudir los cimientos del sector financiero de Reino Unido.
 
"El empleado de Barclays explicó que la entidad proporcionaba informes a la baja sobre los tipos para evitar el estigma asociado con situarse por encima de la información suministrada por el resto de bancos para fijar diarimanente la tasa del Libor", recogen los documentos publicados por la Fed de Nueva York a requerimiento del Congreso de USA.
 
En opinión de este empleado de Barclays sin identificar, "otros bancos participantes también estaban pasando informes a la baja para fijar el Libor".
 
Sin embargo, según las declaraciones de este empleado, Barclays no señalaban que la entidad estuviera manipulando la tasa interbancaria londinense con el fin de obtener una ventaja comercial.
 
Posteriormente a estos hallazgos, en mayo de 2008, la Fed de Nueva York puso en conocimiento del Tesoro de USA estos hechos y sus representantes contactaron con el Banco de Inglaterra y la Asociación Británica de Banca, a los que expresaron su preocupación por estas circunstancias y su voluntad de colaborar en la mejora del proceso de establecimiento del Libor.
 
Entre estas recomendaciones específicas para mejorar la integridad y transparencia del proceso estaba la de que los informes remitidos por los bancos para fijar la tasa del Libor estuvieran sometidos a auditorías externas para comprobar su corrección.
 
"Poco después, Mervyn King (gobernador del Banco de Inglaterra) informó a Timothy Geithner (entonces presidente de la Fed de Nueva York) que había transmitido la información recibida a la Asociación Británica de Banca", explica el banco central estadounidense.
 
Sin embargo, aquel informe al gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King, titulado "Recomendaciones para mejorar la credibilidad del Libor", no fue tenido en cuenta por Londres.
 
La reforma bancaria
 
Ahora, en junio, el Gobierno británico publicó un proyecto para dividir en dos entidades diferentes las actividades de banca minorista y de inversión de las entidades del país, pero les dio de plazo hasta 2019 para cumplir con esa exigencia.
 
Las nuevas noticias sobre la Libor pueden acelerar y endurecer la iniciativa del Gobierno, que ahora afronta su trámite parlamentario.
 
Al menos así lo ha pedido Mervyn King, gobernador del Banco de Inglaterra, quien cree que la reforma debe servir para aislar los depósitos de los ahorradores de las arriesgadas actividades de los operadores del área de banca de inversión.
 
Si los diputados hacen caso a King, se podría adelantar la fecha de 2019. Sin duda será un tema para después de los Juegos Olímpicos, actividad que por estos días consume el interés británico.
 
En 2008, el Gobierno de USA lanzó la mayor reestructuración del sector financiero desde la Gran Depresión: Goldman Sachs y Morgan Stanley se convirtieron en entidades comerciales, acogiéndose así al plan de rescate bancario que impidió su quiebra, pero pagando un alto precio: empezaron a estar reguladas y supervisadas como el resto de instituciones. 
 
Para la Reserva Federal, ese fue un hecho determinante: la banca de inversión de dejó de asumir grandes riegos sin tenerlos que explicar a los controles gubernamentales.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario