El gobierno dio marcha atrás: No habrá aumento en las prepagas en febrero

El incremento en las cuotas había sido autorizado el 31/12 por la mañana bajo la firma de Ginés González García. Horas más tarde, el gobierno puso el freno de mano y quedó derogada "por expresa decisión del Sr. Presidente de la Nación." Las prepagas ya habían aumentado un 10% hace menos de 30 días.
viernes, 1 de enero de 2021 · 13:04

Horas después de haber publicado un incremento del 7% en las cuotas de medicina prepaga a partir de febrero, el gobierno dio marcha atrás.

La suba había sido publicada ayer 31/12 en el Boletín Oficial y horas más tarde, ese mismo día, llegó la derogación.

Ambas resoluciones llevan la firma del ministro de Salud, Ginés González García.

La segunda, Resolución 2988/20201, fue publicada a las 16 de ayer y advierte:

"Por expresa decisión del Sr. Presidente de la Nación se procede a suspender los incrementos que fueran autorizados a las entidades de Medicina Prepaga y a los Agentes del Seguro de Salud en los términos establecidos en la Resolución Nº 2987 del MINISTERIO DE SALUD publicada en el Boletín Oficial del día de la fecha."

Las prepagas ya habían aumentado un 10% hace menos de 30 días.

En esa ocasión también hubo confusiones porque el aumento inicialmente era del 15% más un 10% en febrero. Incrementos que luego fueron anulados y reemplazados: el de diciembre fue finalmente del 10% y el de febrero por ahora quedó anulado.

La normativa que fue derogada ayer autorizaba a todas las empresas inscriptas en el Registro Nacional de Entidades de Medicina Prepaga (RNEMP) “un incremento respecto de los valores retributivos de las prestaciones médico-asistenciales brindadas a sus beneficiarios y usuarios por los prestadores de un 7 por ciento con relación a los valores vigentes, y que podría ser aplicado a partir del 1 de febrero”.

El sector de la medicina privada sostiene que el impacto de la pandemia aumentó los costos del sector, que necesita cubrir incrementando los valores retributivos. El ministerio de Salud reconoce el estado crítico en que se encuentran a pesar de haber recibido ayudas durante este tiempo, como el programa ATP para el pago de una parte de los salarios.