Leído

TENSIÓN CON EL PRESIDENTE ELECTO

Bolsonaro inquieta a los trigueros argentinos: Libera el mercado y los exportadores recurren al Gobierno

Jue, 07/11/2019 - 9:44pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El presidente de Brasil habilitó la compra sin aranceles por fuera del Mercosur de 750.000 toneladas anuales del cereal. El cupo estaba contemplado de ante mano. No obstante, los exportadores pidieron a la Cancillería que revise la legalidad de la medida y sostienen que no se justifica su aplicación. 

Contenido

La tensión entre Argentina y Brasil escala a raíz del enfrentamiento entre Jair Bolsonaro y Alberto Fernández, quien asumirá la presidencia de la Nación el próximo 10/12. En este marco, el mandatario brasileño autorizó la entrada a su país de trigo extra Mercosur sin aranceles, lo que dificultará las exportaciones argentinas de ese grano. 

Esto puso en alerta a los exportadores argentinos. Un informe privado indica que entre enero y octubre pasado la Argentina colocó en Brasil 5,1 millones de toneladas de trigo, cubriendo el 83% de las necesidades de importación del vecino país. 

La medida fue aprobada por los integrantes del Comité Ejecutivo de Gestión de la Cámara de Comercio Exterior (Gecex / Camex), en base a la propuesta realizada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil.

Según lo informado por el ministerio de Agricultura de Brasil, el cupo es de 750.000 toneladas por año, lo que representaría el 6% del total de las compras del cereal que realiza el mencionado país. 

Los países que podrán acceder a la cuota, según indica el comunicado oficial brasileño, son todos los que no tengan actualmente un acuerdo comercial que establezca un libre comercio del producto. En principio, los beneficiarios serían USA, Rusia y Canadá. Hasta el momento las compras extrabloque tenían un arancel del 10%.

"Si bien cada país del Mercosur tiene legalmente autorizado poner hasta 200 posiciones por semestre, debe demostrar incapacidad regional de suministro. En este caso eso no existe. Brasil necesita 5,5 millones de toneladas y la Argentina tiene sobre stock para venderle. De hecho, tuvimos un año de abastecimiento muy bueno. Por eso enviamos solicitudes a Cancillería y al Ministerio de Agricultura para que actúen sobre esta decisión", sostuvo en declaraciones a lanación.com Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC).

El ejecutivo agregó: "Pedimos que evalúen la legalidad de la decisión de Brasil porque no vemos que haya justificación y, además, pedimos que la cuota sea abierta para todos los países del mundo, incluyendo la Argentina. Es decir, Brasil si abre la cuota es para todos porque es una cuota OMC (de la Organización Mundial del Comercio)".

Por su parte, Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM), evaluó: "Nos preocupa que el cupo con USA represente el inicio de una nueva política estratégica comercial de Brasil. Como cadena agroindustrial siempre queremos venderle a Brasil porque son nuestros principales socios. Creemos que deben existir canales de diálogo permanentes para ir subsanando este tipo de situaciones".

Para Javier Buján, presidente de la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales, la cuota de 750.000 toneladas está "dentro de lo que el mercado tiene previsto", aunque "el riesgo" es si escala la tensión entre Bolsonaro y Alberto Fernández.

"No es ninguna novedad, eso ahora lo están usando por la rispidez entre Bolsonaro y Fernández. La cuota es antes del Mercosur y siempre la utilizó. Hasta 750 mil toneladas puede importar y no afecta al mercado de exportación argentino en absoluto", indicó Buján.

De hecho, según informó Infocampo.com, la medida estaba prevista desde marzo, cuando Bolsonaro visitó la Casa Blaca y mucho antes que Fernández, si quiera, fuera confirmado como candidato. La medida tendría como contraparte la reapertura el mercado estadounidense de carne bovina.

Entre las repercusiones políticas, el ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Sarquis, opinó que la medida brasileña es una advertencia por las trabas a la exportación que impuso la Argentina hasta 2015.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, aseguró que “no es una buena noticia el anuncio de Brasil, lo que nos obliga a ser más eficientes”, y agregó: “Debemos tener buena relación con nuestros socios comerciales, como sucedió en la gestión del presidente Mauricio Macri, donde tenemos estadísticas que son contundentes que avalan que ha sido importante la presencia de Argentina en el mercado internacional, de la mano de una inserción inteligente”.