AGROBUSINESS

Ganaron los 3: Monsanto, De la Sota y el campo

Esta inversión será primordial para el gobernador cordobés José Manuel De la Sota ya que en esta provincia es muy importante la producción agrícola y además es favorable la seguridad jurídica que conllevará para Córdoba. También tendrá mucha importancia para los productores que de esta manera podrán utilizar tecnologías avanzadas, lo cual los introduce dentro del mundo agrícola, permitiendo la competencia. Cabe aclarar que esta empresa líder en producción de grano fue perseguida por el entonces presidente de la Nación, Néstor Kirchner, quien trasladó allí su pelea con el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- La importante empresa estadounidense Monsanto invertirá US$ 365 millones en Argentina, y la provincia más beneficiada con esta llegada será Córdoba, donde se apuesta a una planta para la selección de semillas de maíz, según anunciaron desde la Gobernación cordobesa.

Así fue como en su página oficial, el gobierno cordobés encabezado por José Manuel De la Sota informó que "el establecimiento de Malvinas Argentinas (Córdoba) será el segundo en tamaño e importancia de la firma Monsanto en el mundo, dedicado al tratamiento de híbridos de maíz”.

Esta inversión será primordial para el propio De la Sota ya que en esta provincia  es muy importante la producción agrícola y además es favorable la seguridad jurídica que conllevará para Córdoba.

También tendrá mucha importancia para los productores que de esta manera podrán utilizar tecnologías avanzadas, lo cual los introduce dentro del mundo agrícola, permitiendo la competencia.

A mediados de junio pasado la presidente de la Nación, Cristina Fernández, mantuvo una reunión en Nueva York con directivos de esta empresa donde se acordó esta inversión en Argentina.

Pero Monsanto no sólo invertirá en esta ciudad de Córdoba sino que hará lo propio con 170 millones de pesos "en la construcción de dos nuevas estaciones experimentales", una en Córdoba y otra en la provincia de Tucumán (norte).

La planta cordobesa será inaugurada en diciembre de 2013 y tendrá una capacidad máxima de producción para 3,5 millones de hectáreas de maíz. "Con estas instalaciones, Argentina contará con las dos plantas más grandes del mundo de producción de semillas, ambas de Monsanto", dijo la empresa.

Córdoba será el próximo cinturón maicero de la Argentina”, aseguró Pablo Vaquero, vicepresidente de Monsanto para Latinoamérica sur. El protocolo montado en el Centro Cívico para hacer la presentación incluyó a lo más granado del empresariado y a sus cámaras representativas. Y en ese entorno, José Manuel De la Sota y el ministro de Industria, Comercio y Minería, Jorge Lawson, hicieron su balance.

Al respecto, Lawson manifestó: “Esta provincia es un lugar donde respetamos claramente las actividades empresariales”. “Nosotros no discutimos las políticas nacionales; tenemos una visión y el desarrollo empresarial es una parte importante de nuestra gestión. La verdadera inclusión social es dar a los ciudadanos posibilidades de tener un trabajo digno”.

 [ pagebreak ]

De la Sota, por su parte, indicó que, detrás de estos emprendimientos agroindustriales, “Córdoba va a tener una infinidad de inversiones”.

También habló en relación a ello, el intendente de Malvinas Argentinas, Daniel Arzani, quien sostuvo que "vamos a trabajar codo a codo con Medio Ambiente de la Provincia. No vamos a ceder en absolutamente nada. La ley se aplicará tal cual es, tanto con esta empresa como con toda otra que se instale al pueblo", indicó

Sin embargo, advirtió que el municipio que encabeza será firme en la aplicación de "controles ambientales". "Habrá un control permanente de lo que se haga en este pueblo. No vamos a permitir que nadie nos venga a contaminar", aclaró.

Cabe aclarar que esta empresa líder en producción de grano fue perseguida por el entonces presidente de la Nación, Néstor Kirchner, quien trasladó allí su pelea con el ministro de Economía, Roberto Lavagna. La consultora Ecolatina (de Lavagna) trabajaba con Monsanto y Kirchner había iniciado la pelea contra Lavagna para echarlo, en el medio quedó Monsanto y recibió un allanamiento, lo cual provocó el enojo de sus directivos y su traslado a Brasil.

En el país hermano, una nueva variedad de semillas causaron furor  tratadas con nuevas tecnologías y en colaboración con Monsanto. Las semillas de soja fueron noticia por ser resistentes a orugas. Según técnicos se trata de diferentes diseños y tecnología para la protección de cultivos.

Las nuevas semillas representaron la 3ra. generación de transgénicos. La primera generación de 2008, era resistente al herbicida glifosato. En la 2da. generación de transgénicos, los investigadores introdujeron el gen del maíz una proteína presente en la bacteria Bt (Bacillus thuringiensis), que intoxica y lleva a la muerte de 3 especies de orugas: la oruga docartucho, la broca do colmo y la elasmo.

Sin embargo, cabe aclarar que probablemente Monsalto sea una de las compañías “más malas” del mundo. Especialista en pesticidas y modificaciones genéticas a la agricultura, la mala fama de Monsanto, acompañada de sus rendimientos económicos, seguramente digan mucho de la naturaleza humana.

Son varios los frentes que tiene abierto la compañía. Por un lado, son cada vez más los insectos y parásitos que son capaces de devorar el maíz modificado genéticamente especialmente para resistir a estas plagas. Un estudio demostró que los esfuerzos de la corporación Monsanto, un gigante de los cultivos transgénicos, aplicados para evitar el ataque de estos insectos, fueron en vano.

Monsanto lanzó su maíz transgénico con la proteína especial insertada en su código genético en 2003. 

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar