AGROBUSINESS

¡Que Wen Jiabao convierta el maíz en soja!

China, el segundo mayor consumidor de maíz del mundo, podría empezar a importar maíz argentino en el corto plazo, algo que ha estado prohibido por las modificaciones genéticas no aceptadas aún por Beijing. Pero para competir en serio con USA, será necesario el mejor flirteo político imaginable. La visita del primer ministro chino el mes próximo a la Argentina presenta una oportunidad y deja un interrogante: ¿será YPF objeto de la negociación?

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). China, el segundo mayor consumidor de maíz del mundo, pronto podría empezar a importar maíz argentino, que ha estado prohibido por las modificaciones genéticas no aceptadas por Beijing. 
 
"Creemos que los problemas con las semillas genéticamente modificadas pueden ser resueltos en los próximos 60 días", declaró el ministro de Agricultura argentino Norberto Yauhar, en una reciente conferencia de prensa en Beijing.
 
El gobierno chino ha autorizado el ingreso de maíz argentino, pero las negociaciones en materia de modificación genética continúan. Según el ministro argentino, este problema podría resolverse dentro de unos 60 días con lo que la exportación de este producto se iniciaría tan pronto como este año.
 
Dada la creciente demanda china del maíz, los analistas agrícolas entienden que esto podría ayudar al país a diversificar su oferta de maíz y reducir su dependencia de los suministros procedentes de USA.
 
China firmó un acuerdo con Argentina a para importar maíz en febrero y se esperaba que el pacto entre en vigor el 20/04. Sin embargo, algunas variedades de cultivos genéticamente modificados, populares entre los campesinos de Sudamérica, están prohibidas por China y por lo tanto bloqueadas al mercado chino.
 
Los medios de comunicación chinos informaron en marzo que el país ha firmado acuerdos por la compra de 40 millones de toneladas métricas de maíz argentino este año.
 
El consumo de China de maíz se duplicó con creces en la última década, gracias a la creciente demanda de la industria ganadera del país, que no ha hecho sino aumentar las importaciones de maíz.
 
Durante los primeros 4 meses de este año, las importaciones de maíz se situaron en las 1,76 millones de toneladas, más de la cantidad total del año pasado, según la Administración General de Aduanas. La mayor parte de las importaciones de maíz de China provienen ahora de USA.
 
Los analistas chinos de la industria estiman las importaciones del país de maíz este año será de entre 3 millones y 4 millones de toneladas, mientras que el Departamento de Agricultura de USDA establece su pronóstico en torno a las 6 millones de toneladas, en un informe publicado a principios de este mes.
[ pagebreak ]
 
El maíz argentino se exporta a otros países asiáticos como Japón y Corea del Sur, y "esperamos que al mercado de China", dijo Fernando Martínez de Hoz, un operador senior de la división de los granos de la sede local del exportador Nidera SA.
 
"El maíz argentino podría competir con el maíz de USA en calidad y precio, y puede ser popular entre las fábricas privadas de China", dijo Ma Wenfeng, analista de Beijing Orient Agribusiness Consultant Ltd., una de las consultoras más grandes de la industria.
 
Pero a medida que el comercio agrícola deviene en un elemento más importante del equilibrio comercial entre USA y China, los grandes importadores de propiedad del Estado, que controlan alrededor del 60% de la cuota de importación del país, pueden seguir optando por el maíz de USA por "razones políticas", agregó Ma. Algo de lo que la Argentina deberá tomar nota.
 
Argentina, en los últimos años, ha convertido en una prioridad el aumentar las exportaciones agrícolas a China. Durante los últimos 2 años, Argentina ha firmado protocolos para permitir que las exportaciones a China de maíz, semen y embriones de bovino, cebada, carne de res y productos lácteos. 
 
El país es uno de los principales exportadores de soja para China.  ¿Podrá repetirse la historia con el maíz? Aquí la palabra la tendrá la política.
 
El primer ministro Wen Jiabao, estará en la Argentina el próximo mes, acompañado por el ministro de Agricultura Han Changfu y Ren Zhengxiao, director de la Administración Estatal de Granos. Toda una oportunidad par el mejor flirteo político. No sería de extrañar que el mes que viene conozcamos a los socios chinos de YPF. 
 
Hay que recordar que Petrochemical Corp. (SINOPEC), ya ha manifestado su intención de invertir u$s 10.000 millones en la “nueva YPF si bien luego prefirieron el silencio. Hace meses que SINOPEC venía conversando para adquirir las acciones de la española Repsol en US$ 15.000 millones (la gente de Repsol afirma tener documentación probatoria que usará en su reclamo ante el CIADI), por lo que es una de las grandes perdedoras con la nacionalización, además de ser socia de Repsol en Brasil (en 2010 compro el 40% de las acciones en US$ 7.000 millones) por lo que difícilmente quiera enemistarse con su principal socio en Latinoamérica.
 
También mostro interés CNOOC (China National Offshore Oil Company), por mediación de su asociada Bridas, quien pondría los US% 10.000 millones que quiere el kirchnerismo. A Un mes de la expropriación, aún no se tiene a esos socios internacionales que resultan tan necesarios. Y quien dice, con la relacion entre USA y China tán sólida y a la vez tán tirante, quizas el diablo meta la cola...
 
Habrá que estar atentos, eso si, a qué es lo que se está dando a cambio y qué no.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario

Te puede interesar