Schwartzman le hace sombra a los grandes, coronó una gran semana y le apunta a Roland Garros

El argentino Diego “Peque” Schwartzman coronó una gran semana en el Torneo ATP Masters 1000 de Roma pese a caer este lunes (21/09) en el partido final frente al serbio Novak Djokovic por 7-5 y 6-3, ya mira en el horizonte el Abierto de Francia de Roland Garros, uno de sus máximos objetivos de la presente temporada que se encuentra golpeada por la pandemia mundial del coronavirus. El “Peque” no pudo superar al número uno del mundo, que ganó así su quinto título en el Foro Itálico y cortó la racha de haber perdido las cuatro finales que había disputado allí en las últimas cuatro temporadas. Por otro lado, el argentino, que eliminó al español Rafael Nadal en los cuartos de final, venía de vencer al canadiense Denis Shapovalov en una emotiva semifinal que terminó cerca de la madrugada romana y que se extendió por tres horas y cuarto. Djokovic, por su parte, accedió a la definición tras superar al noruego Casper Ruud por 7-5 y 6-3 en un duelo más complicado que lo que indica el marcador.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 19:52

En una temporada 2020 marcada por la pandemia del coronavirus que obligó a la cancelación de varios campeonatos ya sea Wimbledon y de los demás certámenes de ATP y de WTA, el tenis grande se puso en marcha con la disputa del US Open y este lunes (21/09) el porteño Diego “Peque” Schwartzman coronó una gran semana en el Torneo ATP Masters 1000 de Roma pese a caer en el partido final frente al serbio Novak Djokovic  por 7-5 y 6-3, ya mira en el horizonte el Abierto de Francia de Roland Garros, uno de sus máximos objetivos. 

El “Peque” no pudo superar al número uno del mundo, que ganó así su quinto título en el Foro Itálico y cortó la racha de haber perdido las cuatro finales que había disputado allí en las últimas cuatro temporadas. 

“Estoy muy contento, fui encontrando mi mejor tenis a medida que iban pasando los partidos”, aseguró Djokovic al pie de pista, después de celebrar el título 81 de su carrera tras superar a un Schwartzman que dio una gran batalla durante todo su desarrollo.

“Muchas gracias a todos, fue una gran semana. Ya no sé la cantidad de títulos que tiene Nole”, alcanzó a decir el argentino, que interrumpió su discurso porque la lluvia que amenazó toda la tarde comenzó a caer con intensidad.

Schwartzman intentó siempre frente a un concentrado Djokovic que entendió de antemano que ante el mínimo desliz podía pagarlo caro porque su rival nunca se da por vencido.

El “Peque” jugó de igual a igual en el primer set con la chance de dos quiebres que no aprovechó. El número uno del mundo sacó la ventaja necesaria en los puntos decisivos para adueñarse del set.

Djokovic mantuvo su producción para el segundo set y no otorgó chances ante un Schwartzman más errático, quien acumulaba cansancio luego de sus victorias brillantes: una histórica ante el español Rafael Nadal, el rey de tierra batida, en cuartos y otra de mayor esfuerzo ante el canadiense Denis Shapovalov, en semifinales.

“Diego tuvo partidos largos e hizo algo muy bueno en su primera final”, rescató Djokovic a micrófono abierto una vez finalizada la final con público que tuvo una duración de una hora y 24 minutos.

“Felicito a Nole, no sé cuántos títulos tenés encima, pero te felicito. Es muy lindo jugar con público teniendo en cuenta lo que se vive con la pandemia. Gracias a todo el torneo porque es difícil hacer esto en una pandemia”, retribuyó Schwartzman.

El “Peque” cayó por quinta vez consecutiva ante Djokovic. El serbio lo venció tres veces sobre polvo de ladrillo (Roland Garros 2018, Roma 2019 y 2020) y otras dos en canchas rápidas (US Open 2014 y Australia 2020).

Schwartzman, a pesar de la derrota, dio un paso en su carrera adelante porque escaló hasta el decimotercer lugar del ranking de la ATP y quedó a dos de su mejor marca cuando en junio de 2018 fue número 11.

Una victoria ante Djokovic lo hubiese posicionado en zona de top ten con el noveno puesto, pero fiel a su estilo seguirá luchando hasta conseguirlo.

Schwartzman, que a partir del lunes aparecerá en el puesto 13° del ranking, había llegado a este encuentro luego de haber vencido en semifinales al canadiense Shapovalov (14°).

El número uno del mundo, por su parte, tiene números temibles en esta temporada ya que ha ganado todos los partidos que ha completado. Su única derrota fue en la cuarta ronda del US Open, cuando fue descalificado ante el español Pablo Carreño Busta por haber golpeado con una pelota de manera accidental a una jueza de línea. Djokovic se clasificó para laque fue su décima final romana al vencer en semifinales al noruego Casper Ruud (7-5 y 6-3). 

Este es el cuarto trofeo para “Nole” en el año. Previamente se alzó con las conquistas en el Abierto de Australia, el ATP de Dubai y el Masters 1000 de Cincinnati. Con su victoria, logró convertirse en el jugador con más torneos de Masters 1000 ganados en la historia. Llegó a 36 y superó al español Rafael Nadal, que ostenta 36.

Esta es la quinta ocasión en la que Schwartzman y Djokovic se vieron las caras en el circuito ATP. El serbio, que ya se había quedado con el triunfo en los cuatro enfrentamientos previos (US Open 2014, Roland Garros 2017, Roma 2019 y Abierto de Australia 2020), ratificó su hegemonía.

El Masters 1000 de Roma continúa esquivo para los argentinos desde 1989 cuando Alberto Mancini se consagró campeón. Desde entonces, David Nalbandian (2004), Guillermo Coria (2005) y Schwartzman acumularon derrotas.

Guillermo Vilas en 1980, José Luis Clerc en 1981 y el “Luli” Mancini fueron los que se quedaron con el primer lugar.

Djokovic celebró su título 81 en ATP y el 36 en Masters 1000. El serbio, que jugó su 52° final y superó a Nadal (51), se quedó con la quinta conquista en Roma luego de las ediciones de 2008, 2011, 2014 y 2015.

Nadal continúa como máximo ganador en Roma con nueve campeonatos, seguido de Djokovic con cinco y el austríaco Thomas Muster con tres.

“Nole” acumuló el triunfo 31 en lo que va del año en el que también registró la descalificación en el US Open.

“Ustedes son un gran público de tenis. Estoy satisfecho y orgulloso. Ahora iré a París par hacer un gran torneo y repetir”, avisó Djokovic en referencia a Roland Garros, el último Grand Slam de la temporada.

El Masters 1000 de Roma se llevó a cabo sobre canchas de polvo de ladrillo y repartió un total de 3.465.045 de euros en premios.